ERC llama a dejar los reproches y «no confundirse de adversario» en la Diada

Barcelona, 11 sep (EFE).- La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha hecho un llamamiento a «dejar los reproches» y «no confudirse de adversario» en la celebración de la Diada, en la que ha dejado claro que los republicanos no renunciarán a la mesa de diálogo como camino para alcanzar la independencia.

Así lo ha asegurado tras la tradicional ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova, en homenaje a quien era conseller en cap de Barcelona cuando la ciudad cayó en manos de las tropas borbónicas el 11 de septiembre de 1714, en la Guerra de Sucesión.

Después de que anoche, en el Fossar de les Moreres, emplazamiento emblemático para el independentismo en la celebración de la Diada, dirigentes de ERC -entre ellos Vilalta- fueran abucheados e increpados al grito de «botiflers» (traidores) por una parte de asistentes, los republicanos también han sido silbados en la ofrenda floral por parte de varias decenas de independentistas que se congregaban fuera del perímetro del monumento, aunque también han sido aplaudidos por otros presentes.

Con el líder del partido, Oriol Junqueras, a la cabeza, y otros dirigentes como Vilalta o la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, la delegación de ERC ha respondido con cánticos de independencia a los gritos de «botiflers», antes de cantar el himno catalán ante el monumento a Rafael Casanova.

Ante los medios, posteriormente, Vilalta ha considerado que esta Diada es «un día de reivindicación, de movilización, de salir a las calles y hacernos escuchar, para que quede bien clara cuál es nuestra exigencia y determinación y poder construir la república catalana».

La portavoz de ERC ha pedido «sumar y seguir siendo más», algo que pasa por defender la «pluralidad, la transversalidad y la diversidad del movimiento» independentista, precisamente en una semana en que Esquerra ha sido foco de las críticas en el seno del independentismo por la ausencia de la cúpula del partido y del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en la manifestación de la ANC de esta tarde en Barcelona.

En ese sentido, ha sugerido que «conviene no confundirnos de adversario: lo tenemos delante, es el Estado y es con quien estamos confrontando y discutiendo ideas para hacer posible esta república catalana».

Vilalta ha insistido en reclamar a los «compañeros de viaje» independentistas que se deben dejar de lado los «reproches» y «sumar en la transversalidad».

Preguntada por los abucheos recibidos tanto anoche como hoy, la dirigente republicana ha dicho «respetar la libertad de expresión para que todo el mundo se pueda expresar con críticas oportunas», pero ha «lamentado» que «ese no es el camino para la victoria».

Y ha dejado claro que ERC defenderá la suma y el consenso, las «luchas compartidas» y la «transversalidad», como también el «no renunciar a ningún espacio donde sea posible defender esos consensos, tanto en instituciones, como en las calles o las mesas políticas de negociación».