ERC y JxCat buscan la fórmula para resucitar un «Estado Mayor» del procés

Barcelona, 7 sep (EFE).- ERC y JxCat están buscando la fórmula para resucitar un «Estado Mayor» del proceso independentista, similar al órgano unitario paraoficial que comandó en la sombra los preparativos del referéndum unilateral del 1 de octubre de 2017.

GRAFCAT1001. BARCELONA, 07/09/2022.- La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas (c), acompañada de la presidenta del grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte (d), y del presidente del grupo parlamentario del partido, Carlos Carrizosa (i), en la Plaça dels Àngels de Barcelona, donde han atendido a los medios para valorar la actualidad política y la situación de inseguridad en Barcelona. EFE/Toni Albir

El acuerdo de gobierno que sellaron ERC y JxCat en mayo de 2021, que permitió la investidura de Pere Aragonès como presidente de la Generalitat, preveía la constitución de un «espacio de coordinación, consenso y dirección estratégica» del independentismo, para recuperar el pulso del procés y elaborar una nueva hoja de ruta.

Pero, en el último año, las divergencias estratégicas entre los dos socios del Govern y el clima de desunión en el seno del independentismo han impedido que cristalizara.

Sí hubo, desde el inicio de la legislatura, periódicas y discretas reuniones conjuntas de representantes de ERC, JxCat, la CUP, la ANC, Òmnium Cultural y el Consejo por la República -el espacio que desde Bélgica lidera Carles Puigdemont-, que intentaron precisamente materializar esa dirección estratégica colegiada.

Pero las discrepancias sobre la hoja de ruta, sobre los tempos y sobre el papel que debe jugar el Consejo por la República -del que recela ERC, al estar controlado por Puigdemont y por sectores más próximos a JxCat- acabaron bloqueando las conversaciones.

Ante la falta de avances en cuestiones clave de la estrategia y la organización del independentismo, esas reuniones se vieron cortadas en febrero de 2022 y, desde entonces, solo ha habido contactos bilaterales entre los diferentes partidos y entidades.

La última crisis entre socios del Govern ha vuelto a poner sobre la mesa esta cuestión, ya que una de las tres condiciones que pone JxCat para recomponer relaciones y descartar su salida del ejecutivo es justamente «cumplir» el punto del acuerdo de legislatura que prevé la constitución de esta dirección estratégica.

ARAGONÈS AVALA CREAR UN «ESPACIO DE CONSTRUCCIÓN EN POSITIVO»

Este miércoles, en declaraciones a TV3, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado que hay que «trabajar» para que haya una estrategia unitaria y un espacio conjunto de debate.

«Debe ser un espacio de construcción en positivo, donde no se excluya a nadie», ha recalcado Aragonès, que ha asegurado: «En todos los ámbitos donde se pueda participar en positivo, allí estaré».

Las palabras de Aragonès han sido bien acogidas por el presidente del grupo de JxCat en el Parlament, Albert Batet, que ha «celebrado» que el presidente catalán se haya movido en defensa de «crear un órgano colegiado del independentismo».

«Este es el camino», ha afirmado Batet desde Girona, donde el grupo parlamentario de JxCat celebra unas jornadas de trabajo.

Batet ha instado a ERC a «acelerar» el cumplimiento del acuerdo de gobierno, para poder reconducir la crisis de la coalición antes del debate de política general, a finales de septiembre en el Parlament.

También el grupo parlamentario de ERC ha celebrado unas jornadas de trabajo, en este caso en Lloret de Mar (Girona), donde ha hecho balance del primer año de legislatura y ha fijado sus líneas maestras para los próximos meses.

Para ERC, los ejes prioritarios serán los consensos «amplios», garantizar la estabilidad del Govern, huir de «personalismos» y dar respuesta a la crisis económica y energética.

ARRIMADAS DENUNCIA LA DISPUTA «ESCENIFICADA» DE ERC Y JXCAT

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha restado importancia a la disputa «escenificada» entre ERC y JxCat, ya que ambos partidos «siempre se unen para arruinar a Cataluña».

«El separatismo siempre se pelea para ver quién tiene la hegemonía, pero se ponen de acuerdo al final para destruir la seguridad jurídica, señalar a familias que quieren escolarización en castellano, echar a empresas, generar una situación insostenible y una ruptura social», ha dicho Arrimadas desde Barcelona, acompañada de los líderes del partido en el Parlament y en el Ayuntamiento, Carlos Carrizosa y Luz Guilarte. EFE

rm/fl