Gobierno desoye la propuesta de Aragonès y remite a la mesa de diálogo

Madrid (EFE).- La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha insistido este martes, al ser preguntada por la propuesta del presidente catalán, Pere Aragonès, de negociar un «acuerdo de claridad» para pactar un referéndum de autodeterminación, en que su marco de relaciones con la Generalitat es la mesa de diálogo.

«El marco en el que se mueve el Gobierno en sus relaciones con la Generalitat es la mesa de dialogo que se reunió a finales del verano pasado, donde seguimos avanzando en aras a la normalización», ha afirmado la portavoz del Ejecutivo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, tras señalar que no había tenido ocasión de escuchar la propuesta del presidente catalán.

Isabel Rodríguez ha añadido que «la vía y la senda del dialogo que nos marcamos al inicio de esta legislatura está dando sus frutos», aunque la Generalitat mantiene «sus pretensiones de máximos, que no son en absoluto compartidas por el Gobierno».

«La realidad hoy en Cataluña es bien distinta a la que era hace años y eso es motivo de felicitación», ha manifestado la portavoz del Gobierno, que ha precisado que esa es «la única valoración» que puede hacer.

La también ministra de Política Territorial ha declarado que «avanzar significa normalizar, recuperar prioridades», y ha mencionado en este sentido el plan para un «escudo social» de casi 300 millones de euros para ayudar a familias vulnerables, jóvenes, sector primario y empresas catalanas anunciado también por Aragonès para afrontar el encarecimiento del coste de la vida y la crisis energética.

«Hoy la ciudadanía más que nunca precisa de responsables políticos que nos dediquemos a las cosas importantes, a las cosas de comer», ha opinado Rodríguez, que ha indicado que eso «es a lo que se dedica fundamentalmente este Gobierno», a «dar respuesta a la ciudadanía» en la actual situación y a «afrontar un proceso de modernización» del país «donde Cataluña es una parte muy importante para llevarlo a cabo».

Lo que ha propuesto Aragonès al Estado, en el debate de política general que ha arrancado hoy en el Parlamento catalán, es negociar un «acuerdo de claridad» para pactar un referéndum de autodeterminación siguiendo la llamada vía canadiense, para la que, antes, tratará de sumar alianzas en Cataluña con actores políticos, sociales, económicos y sindicales. EFE

esv/aam