La mitad de perros y gatos recogidos por protectoras fueron adoptados en 2021

Barcelona, 13 sep (EFE).- Un 51 % del total de 285.000 perros y gatos que fueron recogidos en las protectoras españolas en 2021 fueron adoptados, según el estudio ‘Él Nunca lo Haría’ elaborado por la Fundación Affinity.

La Fundación valora positivamente estos datos, pues señalan un aumento de las adopciones por primera vez en España desde 2018, con un 3 % más de perros y un 10 % más de gatos adoptados con respecto al año anterior.

«Adoptar es la única estrategia que tenemos para que los animales no se queden en las protectoras una vez ya se ha producido el abandono, y estos datos nos permiten hablar de una tendencia positiva que ojalá aumente en los próximos años», ha expresado la directora de la fundación, Isabel Buil.

Según el estudio de Fundación Affinity, el 90 % de estas adopciones de perros y gatos de protectoras «son exitosas», frente a un 10 % de casos en los que el animal acaba volviendo al centro de acogida.

El 34 % de estas adopciones fallidas se dan por «problemas de comportamiento del perro o el gato», y un 40 % de estas devoluciones se producen durante el primer mes de acogida, un periodo de tiempo que, según estima el estudio, es «escaso» para lograr una «adaptación satisfactoria».

«Hemos de tener unas expectativas realistas acerca del periodo de adaptación y dedicar tiempo para que el animal y la familia puedan acostumbrarse a la nueva situación», ha explicado la directora.

Buil ha recordado asimismo la «delicada situación» en la que se encuentran las protectoras en verano.

En época estival, aunque siguen llegando la misma cantidad de animales en las protectoras, «las adopciones se ralentizan o se paran», hecho que, según afirma la directora, «se traduce en entidades más llenas de animales» donde la situación llega a ser «insostenible».

«Ahora, con la vuelta a la rutina puede ser una buena época para adoptar un animal, ya que es un momento donde toda la familia vuelve a sus hábitos del día a día y esto puede ayudar a su proceso de adaptación», ha concluido Buil.