Las 10 claves de la política catalana en el 2022

Barcelona (EFE).- La política catalana ha vuelto a vivir un año intenso, agitada por episodios como el caso Pegasus, la suspensión de Laura Borràs como presidenta del Parlament o la ruptura del gobierno de coalición de ERC y JxCat.
Estos son los diez episodios que más han condicionado el debate político en Cataluña en 2022:

1. El escaño de Pau Juvillà

La primera polémica del año llegó a finales de enero, cuando el secretario tercero de la Mesa del Parlament y diputado de la CUP, Pau Juvillà, fue inhabilitado por no descolgar lazos amarillos del edificio de la Paeria de Lleida en período electoral y la Junta Electoral Central (JEC) ordenó que le fuese retirado su escaño.
Toda la presión recayó sobre Laura Borràs, que evitó desobedecer la orden de la JEC, entre quejas de la CUP cuando, a principios de febrero, Juvillà perdió su condición de diputado.

2.La frustrada candidatura olímpica

El primer semestre también estuvo marcado por el tira y afloja entre Cataluña y Aragón por la posible candidatura conjunta a albergar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 en los Pirineos.
Del acuerdo técnico que alcanzaron se desmarcó finalmente el gobierno aragonés, por lo que el Comité Olímpico Español anunció el 21 de junio la retirada de la candidatura.

3.Ciberespionaje político con Pegasus

A mediados de abril estalló el caso Pegasus: así se llamaba el programa de ciberespionaje con el que fueron espiados el presidente catalán, Pere Aragonès, los expresidentes Quim Torra y Artur Mas y una sesentena de independentistas más.
Aragonès congeló relaciones con el Gobierno de Pedro Sánchez y exigió aclarar quién estaba detrás de aquel caso de espionaje, que se saldó el 10 de mayo con la destitución de la directora del CNI, Paz Esteban.

GRAF5241. BARCELONA (ESPAÑA), 29/09/2022.- El secretario general de JxCat Jordi Turull (d) y la presidenta del partido, Laura Borràs (i), salen de la sede de su partido tras ofrecer una comparecencia tras la reunión de su ejecutiva en que todos los consellers de JxCat han puesto su cargo «a disposición» de lo que decida el partido, cuya dirección se reúne este jueves por la mañana, después de que anoche el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, destituyera al vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró. EFE/MARTA PEREZ

4.Junts cambia de líderes

JxCat ha vivido una renovación de liderazgos: Jordi Sànchez y Carles Puigdemont dejaron en junio sus cargos en manos de Jordi Turull, nuevo secretario general, y Laura Borràs, presidenta del partido, cuyos respectivos sectores libran un pulso por el control de la formación.
Puigdemont -que sigue siendo una figura intocable en JxCat pese a no tener cargo en la dirección- está pendiente de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea resuelva el próximo 31 de enero la cuestión prejudicial que elevó el juez del Supremo Pablo Llarena sobre el alcance de las euroórdenes, una decisión clave para una eventual extradición del eurodiputado y expresident a España.

5.La mesa de diálogo acuerda desjudicializar

El 27 de julio, la mesa de diálogo entre Generalitat y Gobierno celebró en la Moncloa su tercera reunión -con la participación de consellers de ERC, pero no de JxCat, que rechazaba este mecanismo de diálogo- y alcanzó sus dos primeros acuerdos: uno sobre protección del catalán y otro para «desjudicializar» la política catalana.
Tras meses de trabajo discreto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el 10 de noviembre una reforma del Código Penal que supone reemplazar el delito de sedición por el de desórdenes públicos agravados, un cambio consensuado con ERC, que también ha acordado rebajar las penas por malversación sin lucro personal, aunque Aragonès pide ir más allá y ha propuesto un «acuerdo de claridad» para definir las condiciones para un referéndum.

Cómo se gestó el acuerdo para la reforma del delito de sedición
Imagen de archivo de la reunión de la mesa de diálogo celebrada el 27 de julio en la Moncloa. EFE/J.J. Guillén

6.Borràs, suspendida

El 28 de julio, la Mesa del Parlament aprobó -con los votos de PSC, ERC y CUP- suspender a Laura Borràs como diputada y presidenta de la cámara catalana, tras la apertura de juicio oral por su causa judicial por corrupción, en aplicación del artículo 25.4 del reglamento parlamentario.
La votación provocó una colisión frontal entre ERC y Borràs, que acusó a los miembros de la Mesa que habían apoyado su suspensión de actuar como «jueces hipócritas» y ser «cómplices» de la «guerra sucia» contra el independentismo, por lo que se negó a dejar el cargo y forzó a la vicepresidenta primera, Alba Vergés, a asumir provisionalmente sus funciones hasta que haya sentencia.

7.El caso Dalmases

Fueron unas semanas nefastas para Borràs y su entorno, ya que su más fiel colaborador, el diputado de JxCat Francesc de Dalmases, fue acusado en julio de intimidar a una periodista del programa «FAQS» de TV3 tras una entrevista a la presidenta del Parlament.
Después de que un expediente abierto por JxCat y elaborado por la abogada Magda Oranich concluyese que tuvo una actitud «incorrecta» con la periodista al «perder los nervios de una forma exagerada», Dalmases acabó dimitiendo el 25 de octubre como vicepresidente del partido y, en noviembre, la Mesa del Parlament le impuso una multa de 600 euros por incumplir el código de conducta de la cámara.

8.El Govern se rompe

El malestar de JxCat con la estrategia pactista de ERC en Madrid desembocó a la vuelta del verano en una crisis definitiva: Junts exigió a Aragonès cumplir algunos puntos del acuerdo de legislatura para preparar una nueva fase de confrontación con el Estado y, en el debate de política general de finales de septiembre, amenazó al president con pedirle someterse a una cuestión de confianza.
El enojo de Aragonès por lo que consideraba una «deslealtad» de su socio llevó a la destitución de Jordi Puigneró como vicepresidente del Govern, a lo que replicó JxCat convocando una consulta a sus bases que dividió el partido en dos frentes: un 55% votó a favor de romper la coalición, así que Junts pasó a la oposición y Aragonès remodeló su ejecutivo para seguir gobernando en solitario.

GRAFCAT2421. BARCELONA, 25/10/2022.- El presidente de la Generaliat, Pere Aragonès, junto a la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, y la consellera de Economía y Hacienda, Natalia Mas (d), a su llegada a la reunión semanal del Govern celebrada este martes en pleno debate sobre la reforma del delito de sedición. EFE/Toni Albir
GRAFCAT2421. BARCELONA, 25/10/2022.- El presidente de la Generaliat, Pere Aragonès, junto a la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, y la consellera de Economía y Hacienda, Natalia Mas (d), a su llegada a la reunión semanal del Govern celebrada este martes en pleno debate sobre la reforma del delito de sedición. EFE/Toni Albir

9.Nueva geometría presupuestaria

La salida de Junts del Govern obliga ahora a Aragonès a buscar alternativas para aprobar los presupuestos: con los comunes ya ha alcanzado un acuerdo y con el PSC de Salvador Illa, tras el aval de ERC a las cuentas de Pedro Sánchez, también parece factible un entendimiento si se aceptan sus condiciones, mientras que la negociación con JxCat, ahora en la oposición, es complicada.
Los votos de socialistas y comunes -que recabó Aragonès para aprobar una ley que pretende blindar la inmersión lingüística en las escuelas catalanas frente a las sentencias que obligan a impartir al menos un 25% de clases en castellano- bastarían para sacar adelante los presupuestos catalanes para 2023, una suma que rompería bloques y ahondaría la fractura entre fuerzas independentistas, con JxCat y la CUP cada vez más alejadas del posibilismo de ERC.

El primer secretario del PSC, Salvador Illa, durante la entrevista concedida hoy a la agencia EFE. EFE/ Andreu Dalmau
El primer secretario del PSC, Salvador Illa, durante la entrevista concedida hoy a la agencia EFE. EFE/ Andreu Dalmau

10.Calentando motores para las elecciones municipales

Con las elecciones municipales del 28 de mayo de 2023 en el horizonte, la maquinaria electoral de los partidos ya está -salvo excepciones- engrasada, a punto para la gran batalla de Barcelona, más allá de otros duelos en el área metropolitana, donde por ejemplo Gabriel Rufián (ERC) tratará de desafiar la hegemonía de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, la socialista Núria Parlón.
En Barcelona, Ada Colau (BComú) buscará conservar la alcaldía, a la que aspiran también Jaume Collboni (PSC), Ernest Maragall (ERC) y Xavier Trias -repescado por JxCat para suplir el vacío dejado por Elsa Artadi al retirarse de la política-, mientras Cs elegirá por primarias su candidato tras una crisis interna y el PP sigue sin decidirse.