Las cúpulas de ERC y JxCat buscan reconducir su crisis en una tensa reunión

Barcelona, 14 sep (EFE).- Los máximos dirigentes de ERC y JxCat han celebrado este miércoles una nueva reunión discreta, no exenta de tensión, para intentar buscar un acuerdo que permita reconducir la crisis en la coalición de gobierno, antes del debate de política general que celebrará el Parlament a finales de septiembre.

La reunión, avanzada por El Periódico y confirmada a Efe por fuentes conocedoras del encuentro, se ha producido un día después de que la ANC propusiera declarar la independencia en la segunda mitad de 2023, una idea que ha descartado el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y a la que no se ha adherido ningún otro partido ni entidad independentista.

A la reunión, según han explicado las fuentes consultadas, han asistido Pere Aragonès, Laura Vilagrà, Marta Vilalta, Josep Maria Jové y Sergi Sabrià, por parte de ERC, y Laura Borràs, Jordi Turull, Jordi Puigneró, Albert Batet y Josep Rius, por parte de JxCat.

El encuentro, que según las fuentes consultadas ha sido por momentos «duro» dada las tensiones entre ambos socios de coalición, fue acordado la semana pasada, por lo que su convocatoria no era consecuencia de la Diada ni de la reciente propuesta de la ANC.

Los dirigentes de ERC presentes han pedido a sus interlocutores de JxCat que aclaren su estrategia, teniendo en cuenta que ayer el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, se desmarcó del portazo de Aragonès a la propuesta de la ANC y hoy miércoles, en cambio, el conseller Jaume Giró ha dejado entrever que esa idea no es asumible.

A principios de septiembre, JxCat puso a ERC tres condiciones para reconducir sus relaciones y evitar su salida del Govern: crear el «espacio de coordinación, consenso y dirección estratégica del independentismo» que prevé el acuerdo de gobierno, unidad independentista en Madrid y negociación de amnistía y autodeterminación en la mesa de diálogo con el Estado.

La semana pasada, altos dirigentes de JxCat y ERC celebraron su habitual encuentro de los lunes y empezaron a analizar las condiciones que plantea Junts para pacificar sus relaciones.

Sus esfuerzos van encaminados a alcanzar un acuerdo que les permita llegar al debate de política general sin una imagen de fractura.

Para rehacer puentes, han advertido desde ERC en la reunión de hoy, es imprescindible que ambos socios se demuestren «lealtad» y reconstruyan «confianzas» ya que, de lo contrario, no será posible crear un espacio de dirección estratégica unitario como el que insiste en recuperar JxCat y que prevé el acuerdo de gobierno.

Según fuentes conocedoras del encuentro, hoy han intentado «rehacer puentes y curar heridas», pero, después de tantos episodios de tensión y divergencias acumulados, «el camino será largo».