Las diez claves de la economía catalana en 2022

Barcelona (EFE).- La economía catalana se ha recuperado en 2022 con fuerza después de la covid-19, pero ese impulso se ha visto acompañado por una inflación desbocada, que ha alcanzado cotas inéditas en décadas y ha recortado el poder adquisitivo de la mayoría de catalanes. Estas son las diez claves económicas de 2022 en Cataluña:

1.Inflación récord

La inflación es, sin duda, el gran protagonista económico de Cataluña y del conjunto de España en 2022. En noviembre, los últimos datos disponibles, alcanzó el 6,4 interanual, cuatro décimas menos que en el conjunto de España.
En el mes de julio la inflación llegó incluso al 10,3 % en Cataluña y al 10,8 % en el conjunto de España, la más elevada desde septiembre de 1984, aunque ha ido desinflándose desde entonces.
El fuerte incremento de la inflación se explica por el incremento de los precios de la energía, un problema agudizado por la guerra de Ucrania, y por el encarecimiento de los alimentos, que han crecido a doble dígito y ha disparado el coste de la cesta de la compra.

2.El PIB catalán sigue recuperándose de la covid

En cambio, la parte positiva es que la economía catalana ha continuado creciendo con vigor este año -avanzó un 4,3 % interanual hasta el tercer trimestre del año-, y el Govern estima que acabará el año con un incremento del 4,4 %, tras un 5,8 % en 2021.
En cualquier caso, ese impulso no será suficiente todavía para reponerse del desplome de la covid, que hizo que el PIB catalán cayera un 11,7 % en 2020.

3.Acelerón inmobiliario

A pesar de la inflación, se espera que Cataluña cierre este 2022 como un gran año en términos de compraventa de viviendas, con cifras propias de los años previos al boom inmobiliario. En octubre, los últimos datos disponibles, las compraventas de viviendas en Cataluña aumentaron un 14,7 % interanual. En el conjunto de España se encadenan veinte meses de subidas y un incremento del 17,6 % en lo que va de año.
Y es que una parte de los ciudadanos han acelerado operaciones para avanzarse a la subida de los tipos de interés, que están encareciendo ya el coste de las hipotecas a aquellas familias que tenían un interés variable.

GRAFCAT014. BARCELONA (ESPAÑA), 15/07/2022.- Unos turistas pasean por el centro de Barcelona, este viernes en que todas las comarcas de Cataluña entran en el máximo nivel de alerta por la ola de calor, que alcanza su pico con temperaturas que superarán los 41 °C en la 'plana' de Lleida y en el interior, mientras que en la costa se superarán los 35 °C y las noches serán tórridas con mínimas superiores a 25 °C por el embate del aire cálido que aún se mantendrá al menos cinco días más.EFE/Marta Pérez

4.El mercado laboral responde

Con la economía catalana creciendo aún a buen ritmo, aunque desacelerándose, y con el consumo aún empujando, Cataluña sumaba hasta noviembre 348.982 parados y un total de 3,6 millones de afiliados a la Seguridad Social.
Las previsiones del Govern son que Cataluña cerrará el año con unos 85.000 nuevos empleos y una tasa de paro del 9,5 %, más de medio punto de mejora respecto al 2021.

5.El turismo se recupera

La recuperación de la actividad turística ha sido otra de las claves de la economía catalana en 2022. A pesar de un arranque de año marcado por la variante ómicron de la covid-19, el sector ha vivido tanto una buena campaña de Semana Santa como de verano y también espera buenas cifras de visitantes estas Navidades.
Pese a todo, la digestión de todas las pérdidas acumuladas por la covid hacen que el sector todavía no esté en niveles de ingresos prepandemia. Un termómetro de esta situación es el aeropuerto de El Prat, que hasta noviembre sumó 38,3 millones de pasajeros, un 78 % del volumen de usuarios logrado en los mismos once meses de 2019.

Vista del interior de la fábrica de Seat-Volkswagen en Martorell, cuando han aceptado las ayudas del PERTE eléctrico
Vista de la planta de Seat en Martorell (Barcelona). EFE/Enric Fontcuberta

6.Aval de Seat al coche eléctrico

Este año que acaba quedará marcado también por los avances en el camino a la transición eléctrica del sector catalán del automóvil, de gran peso en Cataluña, aunque la asignación de los fondos europeos Next Generation avanza más lenta de lo esperado por las empresas.
Seat, que tiene en Martorell la principal fábrica de automóviles de España, ha aceptado el PERTE del vehículo eléctrico, lo que ha desbloqueado el plan para electrificar la planta catalana y la gigafactoría de baterías de Sagunto (Valencia), pero aún sigue sufriendo la falta de semiconductores.
Por contra, un año después de que Nissan dejara de fabricar vehículos en la Zona Franca, la alternativa industrial a la compañía japonesa, impulsado por el ‘hub’ de electromovilidad que lidera QEV Technology y Btech, asociado con el gestor logístico Goodman, todavía no tiene luz verde para instalarse en los terrenos.

7.Las grandes empresas catalanas se recuperan tras la covid

En cuanto a las grandes empresas catalanas, ha sido un año de recuperación en líneas generales. CaixaBank -con su fusión con Bankia ya plenamente completada- y Banco Sabadell empiezan a notar el viento de cola de las subidas de los tipos de interés y no perciben por ahora aumentos en la tasa de morosidad.
Tras un 2021 marcado por la opa de IFM, Naturgy integró a ese inversor a inicios de 2022 en su accionariado, pero uno de sus principales proyectos para el ejercicio, su escisión en dos compañías, anunciado poco antes de la guerra de Ucrania, sigue congelado.
En el caso de Grifols, en abril consiguió cerrar la compra del gigante Biotest, y ahora se afana a reducir su abultada deuda, mientras que Cellnex, que en noviembre culminó la compra de las torres de Hutchison, ha decidido frenar su política de crecimiento mediante adquisiciones.

8.Renovación de cúpulas económicas y cambios en el Govern

Otro hito que ha marcado 2022 en la vertiente económica es la renovación en los grandes centros de poder económico. Josep Sánchez Llibre ha repetido en Foment, aunque su candidata a presidir la CEOE, Virginia Guinda, no logró superar a Antonio Garamendi.
El ex consejero delegado de Banco Sabadell Jaume Guardiola se convirtió en julio en el nuevo presidente del Cercle d’Economia tras imponerse con claridad a Rosa Cañadas en las primeras elecciones en la entidad.
En el ámbito público, la salida de Junts del Govern ha provocado, entre otros, la salida de los consellers Jordi Puigneró (Vicepresidencia) y Jaume Giró (Economía), relevados por Juli Fernández y por Natàlia Mas, y ha generado relevos también en el Puerto de Barcelona, Infraestructures.cat o Ferrocarrils de la Generalitat, entre otros entes clave.

9.El Mobile, atado hasta al menos 2030

Otra de las noticias positivas del año para la economía catalana, y en particular para la de Barcelona y su área de influencia, es la extensión del contrato para que el Mobile World Congress (MWC) permanezca en la capital catalana al menos hasta 2030.
La patronal de la industria móvil GSMA, que organiza el congreso, extendió en junio su compromiso con Fira de Barcelona seis años más de lo previsto hasta ese momento, lo que consolida a Barcelona como capital tecnológica y referente de grandes eventos feriales, al tiempo que supone un espaldarazo a los planes de ampliación de las instalaciones de la Fira en L’Hospitalet.

BARCELONA, 09/09/2022.- Varios pasajeros observan las pantallas de información en la Estación de Barcelona-Sans, este viernes en Barcelona, después de que una avería en el sistema del centro de telecomunicaciones de Adif en la estación de Francia de Barcelona suspendiera esta madrugada el servicio ferroviario en toda Cataluña, excepto la línea de alta velocidad. EFE/ Marta Pérez

10.Mejoras en Rodalies

En materia ferroviaria, el año se cierra con mejoras en Rodalies, como la compra por parte de Renfe de 97 trenes por un montante total de 858 millones de euros, y con avances en el futuro nodo ferroviario de La Sagrera, que avanza con la puesta en marcha de la nueva estación de Sant Andreu, donde se han invertido 700 millones desde el inicio de las obras.
El ejecutivo catalán también sigue pidiendo el traspaso integral del servicio, algo que hasta ahora ha rechazado el Ejecutivo central.
El otro gran proyecto de infraestructuras en Cataluña, la ampliación del aeropuerto de Barcelona-El Prat, sigue en punto muerto desde que embarrancó a finales de 2021 por falta de consenso político y por su potencial impacto medioambiental.