Las diez claves de la política municipal en Barcelona en 2022

Barcelona (EFE).- El día a día del Ayuntamiento de Barcelona en este 2022 que termina ha estado marcado por la pospandemia, la guerra en Ucrania, la culminación del mandato y el inicio de las maniobras de los partidos de cara a las elecciones municipales del próximo mes de mayo.

1.La convivencia en el espacio público

La violencia, la suciedad, el ruido, en especial el relacionado con el ocio nocturno, han traído de cabeza a todos los grupos municipales este año 2022, en que se han dejado ver las secuelas de la epidemia de la covid en la vida cotidiana de la ciudad.
No en vano, las encuestas municipales señalan que para los barceloneses la seguridad y la limpieza son los mayores problemas de la capital catalana y su mejora la principal petición que le hacen al ayuntamiento.
Entre las medidas para mejorar la convivencia destaca la creación de las zonas acústicamente tensionadas en las que se reduce y adelanta el horario de cierre de comercios, restaurantes y terrazas, y de otras actividades que generan ruido por la noche.

2.La nueva contrata de limpieza

La implantación de nueva contrata de recogida de residuos y limpieza, el mayor contrato del Ayuntamiento de Barcelona, que marcará como se aborda este servicio durante 10 años, ha generado polémica.
Los cambios y el refuerzo en el servicio que conlleva no han conseguido impedir dos convocatorias de huelga de los basureros ni paliar la preocupación por la limpieza de la ciudad de los barceloneses, que en las encuestas señalan la limpieza y la inseguridad como los principales problemas de la ciudad.
La prohibición de fumar en las playas es otra de las novedades de este año que contribuye a la limpieza de una ciudad más saludable.

3.Las grandes obras del mandato

Este año han destacado obras importantes como la Superilla del Eixample, las transformaciones de la Rambla o la Vía Laietana y la unión del Tranvía por la Diagonal.
Estas obras han afectado a los desplazamientos diarios, para bien o para mal, como también lo han hecho la apertura de los túneles de Glòries, la continuidad en la transformación de la avenida Meridiana y las obras en el Metro y en las infraestructuras ferroviarias.
La construcción de vivienda pública, la pacificación de los entornos escolares y la transformación de las terrazas tras su ampliación durante la pandemia han provocado también obras en todos los distritos.

Imagen de archivo del exalcalde de Barcelona Xavier Trias. EFE/Marta Pérez
Imagen de archivo del exalcalde de Barcelona Xavier Trias. EFE/Marta Pérez

4.Las renuncias inesperadas de líderes

En un año ya prelectoral, dos alcaldables, Elsa Artadí (Junts) y Luz Guilarte (Cs), han dejado el consistorio inesperadamente y han renunciado a encabezar las candidaturas, la primera por motivos personales y la segunda por una revuelta interna en su grupo.
Desde otoño, el grupo municipal de Ciudadanos está inmerso en una crisis, con su presidente, Paco Sierra, expulsado del partido y sin candidato a la alcaldía a cinco meses de las elecciones
Junts ha tardado medio año en salir de su crisis de liderazgo tras la marcha de Artadi y lo ha hecho de la mano del exalcalde Xavier Trias, que ha acabado aceptando volver a presentarse para el cargo.
El PP está en vilo, con un presidente, Josep Bou, que ha renunciado a ser el candidato y que ya ha anunciado que se irá tan pronto como el partido elija a su nuevo alcaldable.

5.Los alcaldables confirmados

En cambio, este año 2022 se han confirmado el liderazgo de lo presidentes de los grupos municipales de BComú, la alcaldesa Ada Colau; ERC, el concejal Ernest Maragall; PSC, Jaume Collboni y Valents, Eva Parera. Todos ya han sido elegidos candidatos a la alcaldía, calentando motores para una larga campaña electoral.

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, conversa con el alcaldable por Barcelona, Jaume Collboni.
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, conversa con el alcaldable por Barcelona, Jaume Collboni (d), durante un acto de apoyo al candidato socialista en Barcelona. EFE/Alejandro García

6.Colau en los tribunales

Para los comunes, lo peor del año ha sido que la alcaldesa Ada Colau tuviese que declarar ante el juez como acusada de malversación y prevaricación por la querella por las subvenciones municipales a entidades sociales con las que ha tenido vinculación, como la PAH y el DESC.
El juez archivó la causa contra el Ayuntamiento de Barcelona en julio pero la Audiencia de Barcelona ordenó reabrirla en noviembre y continuar investigando.

7.Guerra en ucrania

La invasión de Ucrania por parte de Rusia en febrero ha tenido una respuesta sin fisuras por parte del Ayuntamiento de Barcelona que desde un primer momento la condenó, reclamó la retirada rusa y sanciones económicas al gobierno de Putin, y se volcó en la acogida de refugiados y apoyo a los ucranianos que sufren las consecuencias de la guerra en su país.
La elección de Kiev como ciudad invitada a las fiestas de la Mercè 2023, las dos visitas relámpago a Barcelona del alcalde de la capital ucraniana, Vitali Klitschko, este otoño, y la reciente de la alcaldesa Ada Colau a la ciudad en guerra, han hecho patente la alianza.

8.Ciudad de congresos

Tras ostentar la capitalidad de la Alimentación Sostenible, Barcelona ha conseguido este año ser la sede permanente del Congreso del Móvil, hacer historia como ciudad de salida de la primera fecha de la Vuelta Ciclista a España en 2023, además de lograr otros dos eventos internacionales de prestigio: la Copa del América de Vela 2024 y la capital de la arquitectura 2026.

9.Adiós al hermitage

En cambio, no será sede ni de la sucursal del museo del Hermitage ni de los JJOO de Invierno 2030, después de que los promotores de ambos proyectos hayan tirado la toalla o no haya habido consenso.
En estas dos iniciativas, junto a la ampliación del aeropuerto de Barcelona-el Prat y la proliferación de Superilles, ha habido claras diferencias entre los socios del gobierno municipal, comunes y socialistas, que han expresado a menudo criterios opuestos.

GRAF8244. BARCELONA (ESPAÑA), 24/09/2021.- Aspecto que presenta la tradicional Cabalgata de la Mercé, este viernes en el paseo de Gracia de Barcelona. EFE/ Quique García

10.Segguridad y convivencia

La inseguridad y los conflictos de convivencia son una de las cuestiones que más han preocupado a los barceloneses aunque los hechos delictivos estén por debajo de los registrados antes de la pandemia.
Las agresiones, una mortal, y el vandalismo, marcaron las primeras fiestas de Mercè que se celebraron por primera vez sin restricciones desde que empezó la pandemia de la Covid en 2019.