Torrent prevé cerrar 2022 con cifras turísticas cercanas a la prepandemia

Barcelona, (EFE).- El conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, confía en que Cataluña cierre 2022 con cifras turísticas cercanas a las registradas en 2019, cuando se alcanzó el récord de 30 millones de visitantes, a la vez que todo apunta a un incremento del gasto turístico y de las reservas hoteleras.

En declaraciones a Efe, Torrent ha recordado que hasta octubre Cataluña ha registrado 27 millones de turistas, con lo que espera cerrar el año con cifras «muy similares» a las de 2019, antes de que empezara la pandemia.

El conseller ha destacado que, hasta ese mes, la evolución de las reservas hoteleras ha sido incluso mejor que las que se registraron en las mismas fechas de 2019 y que el gasto de los visitantes se ha incrementado.

Tras la recuperación de uno de los sectores que más ha sufrido durante la pandemia, el Govern encara 2023 como el año de la «transformación» del modelo turístico.

Así, quiere concretar un «compromiso nacional» que ponga de acuerdo a todos los agentes del sector para avanzar hacia un «turismo responsable», ya que Cataluña ha sido una potencia turística en el siglo XX y «quiere seguir siéndolo en el XXI».

De hecho, el sector turístico representa un 12 % del PIB catalán y el 14 % de los empleos.

En este sentido, considera necesario un «consenso» que reúna a todos los actores implicados en el turismo, que acabe reflejado en una nueva Ley de Turismo, dado que la última es de hace dos décadas y el sector ha vivido una gran evolución.

El conseller ha destacado que el 82 % de los europeos están dispuestos a cambiar sus hábitos turísticos para asumir algunos más sostenibles, lo que afecta a la reorientación de objetivos de las potencias turísticas como Cataluña.

Por ello, el Govern apuesta por la «desestacionalización», donde el turismo de negocios es un elemento clave, la «descentralización» para evitar tensiones en determinadas localizaciones, la «diversidad» y un mayor «gasto», vinculado al turismo de calidad.

EL RETO DE LA COPA DEL AMÉRICA DE VELA

Con la recuperación de los mercados turísticos tras la pandemia y la apertura del turismo asiático, a la espera de China, Cataluña tiene un nuevo reto: la Copa del América de Vela.

Este acontecimiento, que se celebrará en 2024 en Barcelona y tendrá un impacto para la ciudad de unos 1.000 millones de euros, servirá para mostrar Cataluña al mundo y ayudará a la comunidad a posicionarse en algunos mercados, como el americano, ya que «la oferta es muy atractiva para ellos».

Torrent ha apostado por que todas las administraciones y actores implicados trabajen «conjuntamente» para que haya un «relato compartido» en todos los aspectos, también en el de promoción turística.

Para el conseller, hay que aprovechar la Copa del América, no solo desde el punto de vista de la promoción de Cataluña o del gasto asociado de los visitantes, sino también del «legado» que quedará después del acontecimiento y que estará ligado a la «innovación, a la industria» y a una nueva mirada sobre el Mediterráneo.