Otros ocho sindicatos sanitarios se suman a la huelga de médicos de enero

Barcelon.- La Mesa Sindical de la sanidad de Cataluña, que agrupa a ocho sindicatos de todo el ámbito sanitario, ha anunciado este viernes que se suma a la huelga convocada por el principal sindicato médico catalán, Metges de Catalunya (MC), para el 25 y 26 del próximo mes de enero.

En una rueda de prensa a las puertas de la consellería de Salud, uno de los portavoces de la plataforma, Xavi Tarragó, ha advertido que el sistema sanitario catalán «está en quiebra» y ha enfatizado que se mantiene por el «sobreesfuerzo» del personal, en forma de horas extras y turnos dobles.

La Mesa Sindical de la sanidad de Cataluña reúne a los sindicatos USOC, CATAC, CGT, FTC Infermeres de Catalunya, la Federación de Asociaciones Profesionales de Enfermería y la COS, y por ahora su convocatoria no ha sido secundada por otros sindicatos como Satse -mayoritario entre el colectivo de enfermeras-, UGT o CCOO.

Además de sumarse a la huelga, desde ayer 1 de diciembre, los sindicatos de la Mesa Sindical de la sanidad de Cataluña también han convocado a todos los profesionales de la sanidad a no hacer ninguna hora extra ni doblar turnos durante los primeros siete días de cada mes.

Tarragó ha remarcado que sus reivindicaciones son «mucho más transversales» que las de Metges de Catalunya, porque «recogen todas las sensibilidades de todos los trabajadores de todas las categorías y de todos los sectores» sanitarios.

En este sentido, la Mesa Sindical llama a la huelga a todo el personal de la atención primaria, de urgencias, hospitalaria, domiciliaria, sociosanitaria, residencial, de emergencia o del servicio de atención telefónica 061.

«Esto no va de médicos, ni de enfermeras, ni de auxiliares de enfermería, esto es una situación que afecta a todo el personal sanitario y a los usuarios», ha subrayado Tarragó.

Los sindicatos han presentado un manifiesto con 20 demandas, entre las que destacan la equiparación de condiciones de todo el personal sanitario del sistema público de salud de Cataluña, con independencia del prestador; reducir la actual carga laboral; estabilizar al personal temporal y eventual; destinar más recursos a la atención primaria; o una jornada laboral de 35 horas semanales para el turno diurno y reducción de jornada para el turno nocturno, regresando al cómputo horario anual previo a la crisis de 2010.

Asimismo, también reclaman la exención voluntaria de trabajar los fines de semana y las guardias para los mayores de 50 años; jubilación anticipada no más tarde de los 60 años; o internalizar servicios como el 061 o la atención domiciliaria.

Por su parte, otro portavoz de la plataforma, Christian Munné, ha enfatizado que el sistema sanitario catalán sufre un «déficit global» de personal debido a «los recortes continuos desde hace 12 años».

«En menos de dos años hemos pasado del aplauso público y del reconocimiento a, prácticamente, el más profundo olvido», ha lamentado.

Munné ha señalado que su voluntad es llegar a un acuerdo antes de la huelga, pero ha recalcado que el malestar entre el colectivo sanitario «es profundo y más que visible», y ha tendido la mano al resto de sindicatos a sumarse a la convocatoria.