Puigdemont llama a la movilización ante quienes quieren decretar «normalidad»

Barcelona, 7 sep (EFE).- El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha hecho este miércoles un llamamiento a la movilización ciudadana en la Diada del 11 de septiembre, para que el independentismo no se deje «arrastrar» por quienes «querrían hacer una declaración unilateral de normalidad y negar la realidad».

Así lo ha afirmado en un mensaje emitido desde sus canales en redes sociales, en plena polémica por la negativa del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y de los consellers de ERC a acudir a la manifestación independentista convocada por la ANC para la Diada.

Como la dirección de su partido, JxCat, Puigdemont se ha posicionado a favor de la movilización y ha arremetido -incluso con mayor énfasis y vehemencia que sus correligionarios- contra quienes buscan una «desmovilización» independentista.

«Los catalanes tenemos pocas herramientas a nuestro alcance, la movilización es una de ellas, y sabemos que no podemos prescindir de ella», ha recalcado Puigdemont, antes de añadir: «Gracias a la movilización, hemos hecho cosas que la política o las instituciones solas nunca habían podido hacer».

Para Puigdemont, «esto no era hacer antipolítica ni ir contra los partidos», ya que «nunca se ha hecho mejor política que cuando las instituciones y los partidos van codo con codo con la sociedad movilizada».

En su mensaje, de casi cinco minutos y plagado de reproches indirectos a ERC y a su estrategia de diálogo con el Gobierno de Pedro Sánchez, Puigdemont ha afirmado que «cinco años de dependencia forzada de España», desde el referéndum unilateral del 1-O, «no han asegurado un mejor progreso o bienestar en Cataluña».

«Por mucho que a algunos bajen la cabeza y les pongan alfombras rojas, el proyecto español para Cataluña solo es expolio, negación y represión. No hay futuro como catalanes dentro de España», ha dicho.

Dirigiéndose a «los que aún duermen el sueño del diálogo», ha destacado que en los últimos cinco años no ha habido «ninguna propuesta» del Estado para Cataluña.

Para el expresident, «los cambios no se hacen en los despachos de la Moncloa ni en los reservados del Congreso de los Diputados», por lo que «manifestarse es una necesidad que tiene todo pueblo que quiera sobrevivir».

«Sobreviviremos si nos hacemos respetar», ha recalcado Puigdemont, que ha agregado: «Nunca tendremos mejor fuerza para negociar o tomar decisiones unilaterales que la movilización ciudadana».

Según Puigdemont, «si el objetivo es la independencia, la movilización es condición necesaria; si el objetivo es vivir con el Estatut que el Tribunal Constitucional recortó al pueblo de Cataluña, la movilización es un estorbo».

Por ello, ha emplazado a los independentistas a «no rendirse» y a no dejarse «arrastrar por quienes, prescindiendo del pueblo y de su Parlamento, querrían hacer una declaración unilateral de normalidad y negar la realidad». EFE

rm/fl

(vídeo)