Puigneró desvela una carta de reproche de Bermúdez de Castro durante el 155

Barcelona (EFE).- El exvicepresidente del Govern Jordi Puigneró ha desvelado este lunes una carta de reproche que le envió a principios de 2018 el secretario de Estado de Administración Territorial del Gobierno, Roberto Bermúdez de Castro, en plena aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Así ha replicado, en declaraciones a RAC1, a unas palabras del pasado sábado del propio Bermúdez de Castro, en las que aseguraba que a la hora de aplicar el artículo 155 hubo «complicidad total» con Puigneró, que entonces era el secretario de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital de la Generalitat.

Para Puigneró, «la credibilidad de este personaje», en alusión a Bermúdez de Castro, «es directamente proporcional a la calidad democrática del Estado español»

«Yo con este señor no he hablado en mi vida, no he tenido ninguna reunión en mi vida, no me llamó nunca, la única comunicación que he tenido con este señor fue porque me envió una carta», en vísperas del Mobile World Congress que iba a celebrarse en febrero de 2018.

Problemas en el Mobile

Con la autonomía intervenida con el 155, en ese momento Puigneró era la máxima autoridad de la Generalitat en telecomunicaciones, por lo que le tocaba ir a la cena inaugural del Mobile, pero anunció públicamente que no asistiría al acto, encabezado por Felipe VI.

Poco después, según ha explicado, el secretario general de la Presidencia de la Generalitat le advirtió de que, desde la Moncloa, habían llamado para avisar de que aquel viernes iban a llevar la destitución de Puigneró al Consejo de Ministros.

Puigneró respondió que, si le destituían, ese mismo viernes por la tarde convocaría una rueda de prensa para denunciar que lo habían echado por no ir a la cena con el rey, pero al final «el cese no se produjo».

No obstante, Puigneró ha dado a conocer una carta que le remitió Bermúdez de Castro antes de esa cena, en la que señalaba que había tenido conocimiento de su intención de no acudir al acto y afirmaba: «Considero que una persona con una responsabilidad como la suya debe poner los intereses generales por encima de cualquier otro interés».

«Lo insto a reconsiderar su postura, a cumplir con su obligación y a evitar todo tipo de polémicas que pueden afectar al desarrollo del futuro del Mobile World Congress», indicaba la carta.

Y añadía: «Si la repercusión que ha buscado con su actitud partidista tuviera alguna incidencia (negativa para el Mobile), creo sinceramente que a usted le resultaría muy difícil tener que explicar a la sociedad catalana el daño irreparable que le ha causado, poniendo a su propia persona por delante del interés colectivo».