Las obras en la Sagrada Familia avanzan: colocan las piezas que culminarán las torres de Lucas y Marcos

Barcelona (EFE).- Los operarios que trabajan en la construcción de la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona han comenzado a colocar este jueves las piezas que culminarán las torres de los evangelistas Lucas y Marcos, que tendrán 135 metros de altura cada una.

Según ha informado hoy la Junta Constructora del Templo, el próximo 16 de diciembre ya se podrán ver las figuras del buey y el león que coronarán estas dos torres iluminadas por primera vez.

De momento, hoy han comenzado a colocar las piezas escultóricas para culminar las dos torres que prevén que estén completamente acabadas antes de finalizar este año.

Como parte del conjunto de torres centrales, las cuatro torres de los evangelistas rodearán la torre de Jesucristo y alcanzarán los 135 metros de altura una vez finalizadas, con lo que se sitúan como las terceras torres más altas del templo, tras la de Jesús, que será la más alta y medirá 172,5 metros.

Para identificar qué evangelista representa cada torre, tal y como proyectó Antoni Gaudí, estas se rematan con la figura correspondiente del tetramorfo, con el libro y las alas; figuras que la iconografía cristiana, el arte y la arquitectura han utilizado desde hace siglos para representar a los evangelistas.

Un buey y un león

En concreto, la torre de Lucas acaba con una escultura de un buey, y la torre de Marcos con la de un león.

Durante esta semana se colocarán las dos alas de la figura del tetramorfo que culminará la torre del Evangelista Lucas.

Este elemento, igual para las cuatro torres, está compuesto por un hiperboloide elíptico de 9 metros de alto en cada caso y construido en hormigón blanco.

El arquitecto director de las obras de la Sagrada Familia, Jordi Faulí. EFE/Toni Albir

Las alas se han proyectado en hormigón, con un armado de acero de gran complejidad geométrica y con unas cualidades y una resistencia especiales, han precisado los arquitectos responsables de la construcción del templo.

En las próximas semanas está previsto seguir trabajando en la torre de Lucas con la colocación del libro y, finalmente, de la figura escultórica, en este caso el buey.

La torre de Marcos, siguiente paso

Posteriormente, los trabajos se centrarán en la torre de Marcos, que seguirá el mismo procedimiento, es decir, primero la colocación de las alas, después la del libro y por último la de la figura del león.

Los trabajos se llevarán a cabo entre los andamios actuales que cubren las dos torres, que se irán retirando durante el mes de diciembre a medida que avance la colocación de las piezas escultóricas.

Los responsables de la construcción de la Sagrada Familia tienen previsto que las dos torres se iluminen por primera vez el día 16 de diciembre, coincidiendo con la salida del tradicional Concierto de Navidad de la Basílica de la Sagrada Familia.

Edición web: Óscar Tomasi