Traslado del Salón manga de Barcelona

Barcelona (EFE).- El salón Manga Barcelona, la mayor convención de cómic y cultura japonesa de Europa, se trasladará en su próxima 28ª edición al recinto ferial de Gran Via, en L’Hospitalet de Llobregat, y retrasa sus fechas al mes de diciembre, según ha anunciado este jueves su directora, Meritxell Puig.

En una presentación virtual, Puig ha confirmado el rumor que circulaba en los últimos tiempos y el Manga Barcelona dice adiós a las instalaciones que lo han acogido durante los últimos 10 años, en el recinto ferial de Montjuïc, en la capital catalana.

«El acontecimiento de referencia del sector del manga y el anime se traslada ahora a Fira Barcelona Gran Via, concretamente a los pabellones 4, 5 y 6 de dichas instalaciones, más modernas y apropiadas para el Manga Barcelona actual», ha remarcado Puig para justificar el cambio de ubicación.

Para Puig, «no solo se trata de un cambio de ubicación, sino que para garantizar unas fechas estables año tras año, también se cambia de fechas, y la edición de 2022 tendrá lugar del 8 al 11 de diciembre».

Hasta ahora, las fechas del Manga Barcelona siempre caían alrededor del 1 de noviembre, y a partir de este 2022 y en próximas ediciones «girarán alrededor de los festivos del 6 y 8 de diciembre».

Salón manga de Barcelona

Los responsables de Ficomic, entidad organizadora del Salón del Cómic y del Manga Barcelona, justifican los cambios por que «el del Manga no ha parado de crecer en número de visitantes y expositores desde que inició su aventura hace más de 25 años en la Estación de Francia, pero en la última etapa el crecimiento ha sido espectacular, como lo está siendo el crecimiento del sector del cómic y del manga».

Desde hace tiempo, recuerda Puig, el acontecimiento ha aprovechado al máximo las capacidades que ofrece Fira Barcelona en Montjuïc, pero «ha llegado el momento de seguir creciendo de otro modo, haciendo la vida más fácil a visitantes y expositores».

Meritxell Puig ha recordado que ya en 2019, al acabar el 25 aniversario, constataron que las instalaciones se quedaban cortas y tenían pensado un traslado para la edición de 2020, pero al llegar la pandemia se pararon todos los planes, que recuperaron después de ver «la ilusión y las ganas de los visitantes en la edición del pasado año».

La edición del Manga Barcelona de 2021, la primera de formato presencial desde la irrupción de la pandemia de covid, reunió a 122.000 personas, aproximadamente un 20 % menos respecto a la edición de 2019, lo que representó todo un «éxito», a juicio de la organización.

El salón ocupó en su anterior ubicación 70.000 metros cuadrados y contó con el 80 % de los expositores habituales tras tener que celebrarse la edición de 2020 en formato virtual.

Como era previsible, los artistas locales fueron los que tuvieron mayor protagonismo, entre ellos Kenny Ruiz, que habló sobre su obra con personajes de Tezuka; youtubers convertidos en guionistas de manga, como Wade Otaku o Eric Cuaresma; o Jimi Macías, ganador del bronce al Premio Internacional de Manga, Marta Coca y José Luis Maravall.

Las nuevas instalaciones dispondrán asimismo de una parte exterior para el «cosplay», la actividad consistente en disfrazarse de un personaje de cómic, y seguirá habiendo salas de cine y espacios para las charlas y clases magistrales, ha confirmado Puig.

Para anunciar los cambios en el salón, Ficomic ha encargado una ilustración al autor del cartel de la pasada edición, Carles Dalmau, en la que un personaje femenino y un ‘Pikachu’ hacen las maletas, mientras las torres venecianas de la plaza de España, el acceso al recinto ferial de Montjuïc, dicen adiós con lágrimas en los ojos. EFE.