Proteger los flujos migratorios de las aves centra una inédita iniciativa en América

Ciudad de Panamá (EFE).- Una alianza entre la ciencia, la filantropía y el sector financiero se ha propuesto identificar al menos 30 proyectos a lo largo de las rutas migratorias de las aves de América para su conservación, restauración y gestión, en una respuesta hemisférica a la crisis de pérdida de biodiversidad en la región, dijo a EFE el banco de desarrollo de América Latina CAF.

Se trata de la Iniciativa de la Ruta Migratoria de las Américas, una alianza de CAF, BirdLife International y la Sociedad Nacional Audubon, lanzada en la COP15 de Biodiversidad que culminó el pasado 19 de diciembre en Canadá.

«Es una alianza sin precedentes porque se unen la filantropía, la ciencia y una institución financiera como CAF», y también por «su naturaleza interregional», América Latina – América del Norte, afirmó a EFE la gerente de Acción Climática del banco de desarrollo, Alicia Montalvo.

La iniciativa identificará más de 30 paisajes terrestres y marinos críticos a lo largo de las rutas migratorias de las aves en el continente americano para su conservación, restauración y gestión por parte de socios locales, comunidades y pueblos indígenas.

Fotografía de aves en un humedal en la bahía de Panamá, el 27 de diciembre de 2022, en Ciudad de Panamá (Panamá). EFE/Bienvenido Velasco
Fotografía de aves en un humedal en la bahía de Panamá. EFE/Bienvenido Velasco

América alberga tres de las ocho principales rutas migratorias de aves en el mundo, y los lugares de escala e invernada están desapareciendo a un ritmo alarmante a lo largo de ellas, dijo CAF.

Existen al menos 559 especies de aves de América Latina y el Caribe en peligro de extinción, y desde 1970, América del Norte ha perdido 3.000 millones de aves, de acuerdo con los datos de la institución financiera.

«La Iniciativa de la Ruta Migratoria de las Américas es una respuesta hemisférica para abordar de manera efectiva la crisis de la pérdida de biodiversidad y cambio climático», agregó.

Las aves como indicadoras de la calidad de los ecosistemas

Montalvo aseguró que el planteamiento de la iniciativa «supone considerar a las aves como indicadores de la calidad de los ecosistemas», puesto que si estas «no pueden detenerse en sus rutas migratorias para alimentarse, descansar y procrear», significa «que los ecosistemas están deteriorados», con todo «lo que ello supone en términos de pérdida de servicios ecosistémicos».

Es así que la alianza trabajará «para identificar primero, una cartera de proyectos, y segundo, para movilizar financiación adicional».

De momento se cuenta con un millón de dólares aportados entre las tres instituciones para comenzar con la identificación de proyectos: de aquí a finales de 2023 una primera lista de 10 de lo que seleccionarán tres, indicó la gerente.

«Vamos a identificar humedales, zonas de manglares, zona de pastizal, los propios de la región y que puedan ser claves para las rutas migratorias», dijo Montalvo.

Y no solo se está en busca de proyectos de protección y restauración de ecosistemas, sino que también se quiere «transversalizar lo que tiene que ver con la calidad de estos ecosistemas a efectos de las rutas migratorias de las aves», añadió.

«Es un cambio de paradigma. Lo que supone es tomar en consideración aspectos que hasta ahora no se veían en los proyectos (…) es tener una visión regional, de conectividad, es decir, que nuestros proyectos no interrumpan estas rutas migratorias», explicó Montalvo.

Nuevas formas de financiación

Junto a la identificación de proyectos, se busca «desarrollar un mecanismo financiero», que CAF aspira denominar «el mecanismo de financiación azul y verde, que permita captar recursos no solo de la CAF sino de otras instituciones que puedan querer aportar para esta iniciativa».

Se estaba hablando «inclusive de emitir bonos vinculados a esta iniciativa», utilizar no solo la figura de los «créditos reembolsables», sino también «algún tipo de bono verde para financiar la calidad de los ecosistemas vinculados a las rutas migratorias», dijo Montalvo.

Esta iniciativa hemisférica «se engloba en el compromiso de CAF de que el 40 % de nuestra aprobaciones se dediquen a proyectos que estén vinculados a la agenda verde, y dentro de ello el enfoque ecosistémico va a ocupar un lugar importante», agregó la gerente.