Policía en el lugar donde el político español Alejo Vidal-Quadras, recibió un disparo en la cara en la calle Núñez de Balboa de Madrid. EFE/Borja Sánchez-Trillo

La Audiencia Nacional investiga el atentado a Vidal Quadras como un delito de terrorismo

Madrid (EFE).- El juez de la Audiencia Nacional Francisco de Jorge ha asumido la investigación por el tiroteo al expresidente del PP de Cataluña y fundador de Vox, Alejo Vidal-Quadras, al considerarlo como un delito de terrorismo ante la posibilidad de que la responsabilidad sea de una organización vinculada al régimen iraní.

De Jorge ha incoado diligencias previas con el visto bueno de la Fiscalía, al estimar que podría tratarse de un delito de tentativa de asesinato de naturaleza terrorista, del que sería competencia la Audiencia Nacional, informan fuentes jurídicas.

El magistrado está a la espera de que el juzgado de instrucción de Madrid, que inicialmente abrió una causa tras recibir el atestado policial, se pronuncie sobre la posible competencia de la Audiencia Nacional.

Francisco de Jorge ha adoptado esta decisión en sustitución del titular del Juzgado Central de Instrucción 5, Santiago Pedraz, que estaba de guardia cuando sucedieron los hechos, por encontrarse de baja por paternidad.

Tiroteado en la calle, cerca de su casa

Vidal-Quadras, de 78 años, fue tiroteado el pasado 9 de noviembre sobre las 13.30 horas muy cerca de su domicilio, en la calle Núñez de Balboa de Madrid, y desde entonces permanece hospitalizado, aunque su vida no corre peligro.

Mientras, continúa la búsqueda del autor de los disparos, que según la investigación a cargo del grupo de Homicidios, que ha descartado el móvil ideológico, apunta a un crimen por encargo cometido por un profesional que se dio a la fuga en una moto con la cabeza cubierta por un casco negro.

El propio Vidal-Quadras comunicó a la Policía que detrás del tiroteo sufrido podría estar el régimen iraní debido a sus vínculos con la oposición de este país.

Precisamente el Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI), con vínculos desde hace muchos años con Vidal-Quadras y financiador de la campaña de Vox en las elecciones de 2014, condenaba “enérgicamente” el ataque sufrido por el político español, que no ha dudado en calificar de “terrorista”, tras recordar la animadversión hacia él del régimen de Teherán.

El grupo iraní rechaza cualquier relación con el atentado

El grupo de la oposición iraní vinculado desde hace muchos años con Alejo Vidal-Quadras rechazó este lunes por “absurdas” las alegaciones de los servicios de inteligencia del régimen de Teherán con las que trata de implicarlo en el atentado contra el político español.

En un comunicado, el Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI), cuya sede histórica en el exilio ha sido París hasta su traslado a Albania, calificó de “absurdo” el escenario presentado en su página web por la Organización de Información del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica (IRGC), que los acusaba de haber barajado el asesinato de Vidal-Quadras.

Según ese escenario, la razón para matarlo sería que el antiguo vicepresidente del Parlamento Europeo, en su época de eurodiputado del Partido Popular, se oponía al traslado de la sede del CNRI a España y al mismo tiempo podían acusar a las autoridades iraníes de estar detrás del complot para eliminarlo.

Un portavoz del CNRI aseguró a EFE que no ha habido ni hay ningún plan para trasladar su sede de Albania, en contra de lo que sostienen los servicios secretos vinculados al régimen iraní.

Su organización insistió en pedir al Gobierno español, a la Policía y a la Justicia que detengan a los “autores del complot terrorista” contra Vidal-Quadras, que, recordó, había sido incluido por el Ministerio de Exteriores de Irán en su “lista negra”.

También quiere que España publique todos los documentos y detalles de la investigación.