Cortados los accesos a Marqués de Vadillo por inundación al romperse tubería

Madrid, 15 sep (EFE).- Una tubería cercana a la glorieta de Marqués de Vadillo ha sufrido esta madrugada una rotura por la que ha quedado anegada de agua la zona y el tramo de Calle 30 del entorno, incidente que ha provocado que todos los accesos a la glorieta estén cortados.

Una tubería cercana a la glorieta de Marqués de Vadillo ha sufrido esta madrugada una rotura por la que ha quedado anegada de agua la zona y el tramo de Calle 30 del entorno, incidente que ha provocado que todos los accesos a la glorieta estén cortados. EFE/Ana Bornay

En la hora punta de este jueves la incidencia continúa, y permanecen cortados todos los accesos desde las calles Antonio Leyva, Antonio López, General Ricardos y accesos a M-30, además del túnel baipás (sentido A-3), según indica en su cuenta de Twitter el Centro de Gestión de la Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

EVACUADOS 1.200 METROS CÚBICOS DE AGUA, AUNQUE PUEDEN QUEDAR MÁS DE 3.000

“A las 2:25 de esta madrugada se ha producido la rotura de una tubería cercana a Marqués de Vadillo, incidencia que ha anegado de agua la zona y el tramo de Calle 30 del entorno. Mañana complicada de tráfico”, ha advertido, por su parte, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en la misma red social.

En un mensaje posterior, Carabante adjunta un vídeo del túnel anegado para mostrar el estado en que «permanece el ramal de Marqués de Vadillo».

«Se han evacuado 1.200 metros cúbicos de agua, pero aún pueden quedar más de 3.000 por retirar. El Ayuntamiento de Madrid está trabajando de manera incesante para sacar el agua», apostilla el delegado.

Por su parte, Emergencias Madrid ha explicado que la rotura de la tubería ha provocado a su vez la rotura de la calzada, lo que ha generado una corriente de agua «considerable».

Los bomberos de la capital han intervenido para revisar los edificios próximos y han comprobado que no hay daños estructurales; también han intervenido en un garaje afectado por el agua, y en este momento se centran en el desagüe de las balsas que se han formado en la M-30.