El jurado declara culpable de asesinato a La Golosina pero exonera a su novio

Madrid, 28 sep (EFE).- La joven conocida como La Golosina ha sido considerada culpable, por unanimidad del jurado popular que la ha juzgado, del asesinato de la menor de 17 años Denisa Dragan en 2018 en Alcorcón (Madrid), mientras que su entonces novio, acusado de haberla ayudado a matar a la que había sido su pareja, ha sido absuelto también por unanimidad.

Fuentes jurídicas han preciado que el jurado, que ha dado a conocer esta tarde su veredicto en la Audiencia Provincial de Madrid, ha considerado por unanimidad a Rocío M.S. culpable del asesinato y de amenazas a Denisa, pero con las atenuantes de alteración leve por trastorno de la personalidad, confesión tardía y dilaciones indebidas.

Mario, que se enfrentaba a un delito de asesinato como cooperador necesario del crimen ha sido en cambio absuelto por unanimidad, algo que ha sorprendido a las acusaciones y que ha hecho que el joven se mostrara contento pero sin hacer declaraciones a la prensa.

Tras la lectura del veredicto se ha celebrado una vistilla para que las partes se pronunciaran sobre la pena concreta para la acusada, en la que la Fiscalía ha solicitado para Rocío 15 años de cárcel por el asesinato y 18 meses por las amenazas; la acusación particular 21 años por el asesinato y tres por amenazas, y la defensa de Rocío ocho años de cárcel por el asesinato y cuatro meses por amenazas.

Ahora la Sala dictará una sentencia acorde con el veredicto en la que concretará la pena para La Golosina y absolverá a Mario.

El letrado Marcos García Montes ha adelantado que recurrirá la sentencia con la idea de que se repita el juicio con otro jurado popular, al no compartir que Mario quede exonerado del crimen, ni que se apliquen atenuantes a Rocío.

Los hechos juzgados, por los que la Fiscalía pedía inicialmente 26 años de cárcel para Rocío y 20 para su novio, además de 150.000 euros de indemnización por parte de ambos para la familia de la víctima, tuvieron lugar el 25 de noviembre de 2018 en una vivienda de la localidad madrileña de Alcorcón, después de que la menor de origen rumano Denisa Dragan enviase una solicitud de amistad en una red social a Mario T.M., que había sido su pareja antes.

La entonces novia de Mario, Rocío M.S., conocida como la Golosina, reconoció durante el juicio que pinchó a Denisa con una navaja que aseguró que le había dado Mario, ya abierta. Pidió perdón y aseguró que no quería matarla, sino solo hablar con ella.

Rocío incriminó a Mario asegurando que, cuando ella se enfadó por los mensajes, fue él quien le propuso llevarla a casa de Denisa para que ambas hablasen, le dio una navaja abierta antes de que se bajara del coche hacia la casa de la menor, la esperó y cuando ella volvió al vehículo, asustada, ambos huyeron y él se deshizo de la navaja, ayudado por su familia.

Por su parte, Mario hizo un relato diferente de los hechos, coincidiendo solo en que él llevó a Rocío a casa de Denisa, después de que su novia se pusiera «como loca» y «en frenesí» cuando vio una sugerencia de amistad de Denisa para él en Instagram.

Según su declaración fue Rocío la que le dijo que la llevase a casa de Denisa, ya que si no iría igualmente porque sabía dónde vivía, y él la llevó, sin pensar que le haría daño a pesar de que ella a veces se ponía agresiva y a él había llegado a agredirle.

Desde donde aparcó no vio ni oyó nada raro, dijo, y Rocío volvió a los pocos minutos «enfadada» y diciendo «tira, tira», y más adelante le reconoció que «había pinchado a Denisa en la tripa», por lo que él habló con su familia y recomendó a Rocío que se entregara.