El rector de la URJC: El actual modelo de financiación no da más de sí

Juliana Leao-Coelho

Madrid (EFE).- El rector de la Rey Juan Carlos, Javier Ramos, que dirige la segunda universidad más grande de Madrid y séptima de España, pide más financiación para las universidades porque “este modelo ya no da más de sí, está agotado».

«Lo que hacemos no podemos ya estirarlo más”, dice en una entrevista con Efe el también presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Madrileñas (Cruma), que junto a los otros cinco rectores de universidades públicas madrileñas se reunió en junio con el consejero de Educación, Enrique Ossorio, para pedir un “plan de choque para 2023 y un modelo de financiación sostenible a largo plazo”.

“No tenemos recursos para seguir creciendo, ni para hacer la internacionalización, la transformación digital, cambiar las metodologías pedagógicas en nuestras aulas, promocionar el deporte, ni para dar becas a estudiantes” de baja renta, relata.

Tampoco para “mantener una plantilla de profesores y de técnicos que responda a las necesidades de hoy. Hay que rejuvenecer la plantilla”, explica.

“Si nos comparamos con otras universidades de nuestro entorno estamos como mínimo un 20 % peor financiados que la media”, por lo que de no revertirse la situación «la ciudadanía empezará a notar la pérdida de competitividad con otras universidades del mundo”, augura Ramos.

PAGO DE NÓMINAS Y GASTOS CORRIENTES

Lo normal de una universidad es invertir 80% del presupuesto en “nóminas de trabajadores, técnicos de laboratorio, personal de administración, profesores, investigadores”.

Y esa cuantía, indica Ramos, se ve incrementada por la inversión en investigación, la estructura de sexenios, las promociones a catedrático, un crecimiento al que la universidad madrileña ya no es capaz de «hacer frente».

A todo ello se suman los “gastos corrientes, de electricidad, seguridad, limpieza, papelería. Todo está subiendo a una tasa del 10 %. Si no nos financian este incremento no podremos seguir dando ese servicio”, se queja el rector, que tilda de “constante y difícil ” el diálogo con la Consejería de Educación.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, “se comprometió a abordar ambos, el plan de choque y el modelo de financiación”, el lunes en la apertura del curso en la URJC.

“Necesitamos ese modelo, que nos evalúen, y si estamos contribuyendo a que la sociedad crezca también tienen que financiarnos”, alega Ramos, para quien la universidad es la que «transforma la sociedad”.

“Creo que seremos capaces de transmitir a la Comunidad de Madrid que no somos un gasto. Somos la mejor inversión que tienen al alcance de la mano”, ya que “por cada euro que se invierte en la universidad se genera riqueza en al menos cinco euros en la comunidad”, según varios estudios.

PASAR PÁGINA A LOS ESCÁNDALOS

Sobre los escándalos que empezaron con el plagio del exrector Fernando Suárez y siguieron con las irregularidades en los máster de Cristina Cifuentes, Pablo Casado y Carmen Montón, explica que «son cuatro casos, todos ellos anteriores a 2012, han pasado diez años”, y defiende que la universidad emite 15.000 títulos cada año.

En una institución “con 50.000 personas, tener alguna que no es honesta siempre puede ocurrir. Pero ya están en funcionamiento procedimientos que garantizan que si alguien intenta hacer trampas le encontramos”, asegura el rector.

“Cuando fui conocedor de estas irregularidades puntuales en la universidad, en 2018, cambiamos los procedimientos” de matriculación, de garantía de calidad de la docencia, además de introducir “herramientas que chequean automáticamente el plagio en los trabajos” de profesores y estudiantes.

NUEVOS PROYECTOS

En investigación “estamos poniendo en marcha 3 o 4 institutos. En los próximos meses tendríamos en marcha otros dos”, en concreto sobre cambio climático e inteligencia artificial.

“Queremos dar una perspectiva de internacionalización a toda la actividad universitaria. Estamos trabajando con 10 universidades en la alianza europea EUList”, agrega.

También hay “un firme compromiso con Latinoamérica. Queremos ser el puente de unión con universidades latinoamericanas. Llevamos trabajando desde hace años en transformación digital”, y formando investigadores en másteres y doctorados internacionales, con al menos 50 doctorados anualmente con Latinoamérica.

PLAN DE INFRAESTRUCTURAS

Todos los campus de la URJC -Alcorcón, Aranjuez, Fuenlabrada, Madrid y Móstoles- necesitan “más aulas, laboratorios, espacios de encuentro y de trabajo. Tenemos un plan de infraestructuras y vamos a construir nuevos edificios, con dinero remanente que hemos conseguido ahorrar en los últimos años”.

En el campus de Móstoles están en proceso de construcción dos edificios. En Alcorcón habrá un edificio multidisciplinar de gran tamaño. En Fuenlabrada ya se está construyendo uno y pronto empezará un segundo.

En Vicálvaro está aprobado el proyecto, en colaboración con el Colegio de Arquitectos, de un edificio singular.

En Aranjuez acaba de estrenarse un nuevo edificio «histórico», y hay dos edificios para restaurar en el centro de Madrid, uno en la calle Velázquez, que albergará la fundación de la URJC y otro en la calle Buen Suceso, en Argüelles, para másteres de formación continua.

También existe «un proyecto muy ilusionante de campus deportivo en Fuenlabrada, muy de la mano del Ayuntamiento. La idea es hacer en la ciudad del Deporte, posiblemente más centrada en el baloncesto”.

POSICIONAMIENTO GLOBAL

La universidad, con 45.000 alumnos, tiene “estándares iguales o superiores” al resto de universidades europeas.

En el último ranking de Shanghái, “estamos entre las mil mejores del mundo, de entre 25.000 y 30.000 universidades. Hemos conseguido entrar en ese selecto club hace cinco años y seguimos ahí”.

Otros rankings, como THE o el QS “nos dan una alta calidad, como universidad que se preocupa por sus estudiantes y que investiga. En empleabilidad de nuestros estudiantes estamos en los más altos índices de España”, asegura el rector.

Además de cumplir todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, es la universidad madrileña con más mujeres docentes, un 45%.