Los residentes del colegio Ahuja piden perdón: «Nos comprometemos a cambiar»

Madrid (EFE).- Los residentes del Colegio Mayor Elías Ahuja de Madrid han pedido perdón y expresado su arrepentimiento por los insultos machistas a las alumnas de la residencia Santa Mónica, al tiempo que se han comprometido a cambiar sus conductas.
Los residentes afirman sobre los hechos ocurridos el fin de semana pasado, que se han hecho virales e investiga la Fiscalía de Madrid, que todo fue «una broma de mal gusto que se les fue de las manos».
En el comunicado difundido este sábado por el Consejo Colegial del Colegio Mayor Elías Ahuja, y dirigido a las colegialas del Santa Mónica, los residentes presentan su arrepentimiento por sus «actos» y también transmiten sus disculpas a la dirección del Santa Mónica, a las personas que trabajan en ese colegio y, además, «a la institución que es nuestro Colegio Mayor».

«Una broma de mal gusto»


«Lo sucedido no representa los valores y la educación que se imparte en nuestro centro, que siempre ha sido ejemplar, consiguiendo lo mejor para todos los que vivimos y han vivido la etapa universitaria en este colegio mayor».

Fachada del Colegio Mayor Elías Ahuja de Madrid. EFE/Rodrigo Jiménez

«Lo que fue una broma de mal gusto, se fue de las manos. Somos conscientes de que el mero arrepentimiento no es suficiente, pero sí creemos que es el primer paso que debemos dar», añade el comunicado.
«Además -prosigue- vamos a asumir las responsabilidades de nuestros actos. Pero nos parece relevante matizar que no todos los colegiales participaron, que lo que lo hicieron están arrepentidos y que todos nos comprometemos a cambiar nuestras conductas y las de los que nos rodean».
El comunicado concluye con esta frase: «Nuestra intención jamás fue ofenderos pues sabéis cuánto os apreciamos».

La Fiscalía solicita información a la Policía

El ministerio público practica ya las primeras diligencias en el marco de la investigación abierta para tratar de determinar si los cánticos machistas que en las últimas jornadas han sumado numerosas muestras de rechazo desde varios sectores de la sociedad podrían constituir un delito de odio.
Las diligencias de investigación que ha abierto la Fiscalía tienen su origen en una denuncia presentada ayer, jueves, por Movimiento contra la Intolerancia, con el objetivo de dilucidar si los estudiantes pudieron haber cometido con su actuación un delito relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades.

La Universidad Complutense también abre una investigación

El vídeo, que fue grabado la noche del domingo y se ha hecho viral en las redes, muestra cómo uno de los residentes -que ha sido ya expulsado- se asoma a una de las ventanas del colegio mayor y desde allí, a gritos, insulta a las estudiantes del cercano Colegio Mayor Santa Mónica.

Fachada del Colegio Mayor Santa Mónica de Madrid. EFE/ Rodrigo Jimenez

«Putas, salid de vuestras madrigueras como conejas, sois unas putas ninfómanas, os prometo que vais a follar todas en la capea, ¡vamos Ahuja!», exclama ese estudiante, momento en el que se levantan al unísono las persianas de todas las habitaciones de la siete plantas de una las fachadas del colegio y los estudiantes asomados comienzan a proferir cánticos.
La dirección del colegio, adscrito a la Universidad Complutense y gestionado por la orden de San Agustín, condenó rotundamente estos hechos «incomprensibles e inadmisibles» y expulsó al autor de los gritos.

Edición web: Miriam Salazar