Un fin de semana caluroso anticipa el primer temporal otoñal de la temporada

Madrid, 9 sep (EFE).- El calor de pleno verano -entre 5 y 10 grados más de lo normal en esta época- marcarán el fin de semana, previo a la llegada a España del primer temporal otoñal de la temporada de la mano de una borrasca atlántica que dejará lluvias abundantes, viento fuerte y ambiente fresco a partir del lunes.

«El fin de semana previo al cambio de tiempo tendremos temperaturas propias de pleno verano en las horas centrales del día» ha manifestado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha adelantado que en puntos del Cantábrico oriental incluso podrían alcanzar los 40 grados de máxima.

Un ambiente caluroso que, sin embargo, terminará a última hora del domingo, cuando está previsto que lleguen a la Península los restos del huracán Danielle, que habrá perdido por completo sus características tropicales para transformarse en borrasca atlántica.

De momento, hoy viernes la Aemet anuncia tormentas fuertes en Cataluña y Baleares, con aumento de las temperaturas y ambiente caluroso en el tercio sur, donde rondarán los 37 grados de máxima en las provincias de Córdoba y Murcia y alerta amarilla por hasta 36 grados en la Comunidad Valenciana y por lluvia en Mallorca y Menorca.

El ambiente veraniego se mantendrá el sábado con tiempo estable y algunas nubes sin lluvia en la mayor parte del país excepto en Cataluña y Baleares, donde podría haber chubascos intensos acompañados de granizo.

Las temperaturas seguirán subiendo de forma mas acusada en la cornisa cantábrica y en la mitad sur, donde se superarán los 38 grados en el valle del Guadalquivir, mientras en la costa mediterránea el ambiente será algo más fresco.

El domingo se comenzarán a notar los efectos de la borrasca que llegará a España por el oeste de Galicia en forma de nubosidad, dejando lluvias que a ultima hora que se extenderán al resto de la comunidad y a puntos del oeste de Asturias, de Castilla y León y de Extremadura.

En el nordeste de la Península podría formarse alguna tormenta y en el resto del país los cielos seguirán estando poco nubosos, con algunas nubes altas.

Soplarán vientos del sur con rachas fuertes en Galicia que harán subir aún más las temperaturas sobre todo en el Cantábrico, donde se superarán los 30 grados en Santander; los 33 en San Sebastián y en Bilbao casi llegarán a los 40 grados, mientras en el noroeste de Andalucía el calor dará un respiro.

Sin embargo a orillas del Guadalquivir aún rondarán entre los 38 o 40 grados y en general las temperaturas se situarán «muy por encima de los 35 grados» en el centro, sur y noroeste, según ha indicado Del Campo.

Ha recordado además que el calor y el viento intenso hacen que el riesgo de incendios sea muy alto o extremo durante el fin de semana en buena parte de España, por lo que solicitan que se tomen precauciones.

El lunes 12, ya plenamente bajo la influencia de la borrasca, amanecerá con cielos cubiertos y lluvias generalizadas en Galicia, buena parte de Castilla y León, Extremadura, Comunidad de Madrid, oeste y norte de Castilla-La Mancha, Andalucía occidental y área pirenaica.

Las precipitaciones serán intensas, incluso localmente fuertes, cuanto más al oeste y más escasas en el Cantábrico oriental y en el sureste peninsular.

Las temperaturas descenderán en la mitad oeste -hasta 8 o 10 grados menos que el domingo- y subirán en el nordeste, área mediterránea y Baleares, con marcadores de hasta 23 grados en Huelva, alrededor de 25 en Ávila, más de 30 grados en Madrid, 35 en Palma de Mallorca y cerca de 30 grados en Zaragoza y Bilbao.

El riesgo de incendios seguirá siendo muy alto o extremo en el norte de la Península y soplarán vientos del sur en buena parte de la mitad occidental peninsular, con rachas fuertes en Galicia.

El martes el ambiente será «plenamente otoñal» según la Aemet, con temperaturas más bajas en el centro y este de la Península y más altas en Baleares, rachas fuertes de viento y lluvias generalizadas salvo en el cantábrico oriental, sureste y archipiélago balear

Los dos primeros días de la próxima semana se podrían superar los 50 litros por metro cuadrado de precipitación en el oeste de Galicia y de Andalucía, Sistema Central y Pirineos; en la mitad sur se esperan de 20 a 40 litros y entre 20 y 30 en la mitad norte.

Es posible que el miércoles y el jueves próximos siga lloviendo en el oeste de la Península, zona centro y Pirineos aunque menos que en días anteriores mientras en la costa mediterránea y Baleares se esperan más de 30 o 32 grados.

Canarias, por su parte, queda fuera de la influencia de la borrasca y tendrá un ambiente suave, con algo de calima e intervalos nubosos al norte del archipiélago, que podría dar lugar a lloviznas en esa zona.