VALENCIA, 14/08/2023.- Los españoles procedentes de Etiopía, Mauro Fernández (c), Tina Peris (i) y su hija Patricia (2i), de 13 años, son recibidos por sus familiares a la llegada al aeropuerto de Manises (Valencia) este lunes. Se trata de parte del grupo de turistas repatriados después de que el pasado 2 de agosto, cuando realizaban una ruta en camión por el norte de Etiopía con una guía turística, se vieron sorprendidos por enfrentamientos armados entre el Ejército etíope y las milicias Fano. EFE/ Biel Aliño

Turistas atrapados en Etiopía, ya en Valencia: Hemos pasado mucho miedo y sentido abandono

Valencia (EFE).- Tres turistas del grupo de 18 españoles que quedaron atrapados por los enfrentamientos armados en el norte de Etiopía han descrito a su llegada a Valencia el miedo que pasaron cuando tuvieron que resguardarse en un hotel y la desesperación por la “poca información” disponible, al tiempo que han lamentado el “abandono” que han sufrido por parte de la embajada española.

VALENCIA, 14/08/2023.- Los españoles procedentes de Etiopía, Mauro Fernández (d), Tina Peris (i) y su hija Patricia (c), de 13 años, atienden a los medios de comunicación a su llegada al aeropuerto de Manises (Valencia) este lunes. Se trata de parte del grupo de turistas repatriados después de que el pasado 2 de agosto, cuando realizaban una ruta en camión por el norte de Etiopía con una guía turística, se vieron sorprendidos por enfrentamientos armados entre el Ejército etíope y las milicias Fano. EFE/ Biel Aliño

Esta familia, integrada por Mauro Fernández, Tina Peris y la hija de ambos, Patricia, de 13 años, han sido recibidos en el aeropuerto de Valencia por el hermano de la mujer y su sobrino, y han sido los primeros españoles del grupo en aterrizar en España, ya que el resto tiene prevista su llegada en vuelos a Madrid y Barcelona durante esta tarde.

Ha sido “una experiencia dura” y el mayor temor ha sido la seguridad de la menor, que se ha portado “como una campeona, con serenidad y entereza, igual que un adulto”, aunque de momento a Etiopía no quiere volver después de los “vaivenes emocionales” que ha tenido que vivir la familia, ha manifestado Mauro a los periodistas.

Mauro ha asegurado que si es por la embajada española “aún estamos allí”, y que el embajador no se ha puesto en contacto con ellos en ninguno de los once días que han pasado recluidos en el hotel, únicamente han hablado directamente con el cónsul de Barcelona.

La gestión de su vuelta

En esta situación, llegaron a la conclusión de que tenían que moverse por sus propios medios para volver a España, y ha sido la agencia de viajes Kananga y la agencia local las que han gestionado con sus contactos la salida de los turistas.

Según han relatado, el pasado jueves informaron al cónsul de que iban a intentar salir acompañados por un convoy por la carretera si bien finalmente subieron a un helicóptero que les evacuó del lugar.

El enfrentamiento armado en la zona les obligó a resguardarse en un hotel después de que el conductor del autobús en el que viajaban decidiera retroceder ante la situación de la que le advirtieron si continuaba el trayecto, y se refugiaron en una gasolinera cercana, desde donde comenzaron a escuchar disparos.

La familia, a su llegada al aeropuerto de Valencia. EFE/ Biel Alino

“Nos tiramos al suelo del autobús, pasamos mucho miedo”, y de ahí les llevaron a un hotel “muy básico” sin agua corriente y con alimentos solo a base de hidratos ya que los suministros no llegaban por los enfrentamientos, aunque se han mostrado agradecidos por el trato recibido en ese establecimiento, donde han convivido con tres gallinas, un gallo y una cabra.

Pese al miedo, han sentido que los disturbios “no iban con nosotros” y su preocupación era cuánto tiempo tendrían que permanecer allí, donde han estado desde el 2 de agosto.

Mauro ha señalado que, como él mismo ha asegurado a la embajada, la web de este organismo advirtió de la recomendación de no viajar a la zona “un día después” de que ellos alertaran de la situación que se vivía en el norte de Etiopía, es decir, el 3 de agosto, y no antes.

Contentos por estar ya en su tierra, han dado las gracias a sus familias por advertir de la situación que estaba viviendo el grupo y les han pedido disculpas por la preocupación que les han causado. También han agradecido a los medios de comunicación de España el seguimiento que han realizado de su estancia en Etiopía.