La situación de la salud mental y las adicciones en la Comunitat Valenciana es "muy alarmante" y la planificación de los recursos materiales y de personal se hará "sobre necesidades", buscando la "equidad" e impulsando la colaboración público-privada para que la atención llegue al máximo de ciudadanos posible, según asegura en una entrevista con EFE el nuevo responsable de la Oficina Autonómica de Salud Mental y Adicciones, Bartolomé Pérez. EFE/ Ana Escobar

Bartolomé Pérez: La salud mental se planificará buscando equidad y sin temas ideológicos

Concha Tejerina | València (EFE).- La situación de la salud mental y las adicciones en la Comunitat Valenciana es “muy alarmante” y la planificación de los recursos materiales y de personal se hará “sobre necesidades”, buscando la “equidad” e impulsando la colaboración público-privada para que la atención llegue al máximo de ciudadanos posible.

Así lo ha asegurado en una entrevista con EFE el nuevo responsable de la Oficina Autonómica de Salud Mental y Adicciones, Bartolomé Pérez, quien considera que hay una “ventana de oportunidades” y se está a tiempo de “dar respuesta” a estos graves problemas con “medios y evidencia científica”, y sin entrar en “temas políticos o ideológicos”.

Pérez (Alicante, 1964), licenciado en Medicina y Cirugía con la especialidad de Psiquiatría, fue alto cargo en la Generalitat entre 1995 y 2005, y dieciocho años después vuelve porque, asegura, es un “pacto de sangre” con el president de la Generalitat y por encima de la amistad con Carlos Mazón o el conseller de Sanidad, Marciano Gómez, tiene “una posibilidad otra vez” de contar con un presupuesto para su sector.

“No creo en las ideologías, en estos temas creo en los compromisos personales”, subraya Pérez, quien tras dejar claro que regresa “no como alto cargo, sino a coordinar técnicamente”, destaca su empeño en introducir el concepto de detección precoz y de promoción de la salud mental en el entorno escolar.

También asegura tajante que no puede aceptar que una persona tenga que esperar seis meses para que le vea un psiquiatra o un psicólogo.

La situación de la salud mental y las adicciones en la Comunitat Valenciana es "muy alarmante" y la planificación de los recursos materiales y de personal se hará "sobre necesidades", buscando la "equidad" e impulsando la colaboración público-privada para que la atención llegue al máximo de ciudadanos posible, según asegura en una entrevista con EFE el nuevo responsable de la Oficina Autonómica de Salud Mental y Adicciones, Bartolomé Pérez. EFE/ Ana Escobar

Situación de la salud mental y adicciones

Pérez advierte de que la Valenciana es la autonomía con mayor prevalencia registrada de patologías psiquiátricas pero está a la cola a nivel nacional en recursos materiales y humanos para poder hacer frente, y advierte en este sentido de que solo hay diecinueve camas hospitalarias destinadas a la salud mental para menores.

En el área de las adicciones y consumo de sustancias estupefacientes, subraya que la Comunitat es la última en participación en programas escolares -diez veces por debajo de la media nacional-, lidera el consumo de tranquilizantes sin receta en escolares y es la segunda o tercera con mayores cifras de dependencia a cannabis.

“La situación es muy alarmante”, avisa Pérez, quien señala que históricamente la salud mental ha sido “la Cenicienta del sistema sanitario” y aunque la pandemia de covid-19 ha generado una “ventana de oportunidades”, cree que ésta “se cerrará en breve porque esto tiene sus tiempos”.

La salud mental, a su juicio, “no es la percepción que tiene solamente la gente. La salud mental son los suicidios, sí, pero detrás del suicidio hay trastornos de personalidad, depresión, ansiedad…”.
“Pasamos una época en la que se pensaba que la salud mental solo eran trastornos de la conducta alimentaria” cuando, apunta, “hay muchas cosas más”.

Ante la “preocupación” existente, “hay que aprovechar para hacer una cosa ordenada y un cambio estructural”, asegura Pérez, quien señala que en el nuevo Plan de Salud Mental y Adicciones la planificación se hará “sobre necesidades” y buscando la “equidad” de la atención en las tres provincias.

Tras recordar que hay “pocos recursos”, considera que a veces se produce una “demanda inadecuada” de algunos medios de salud mental mientras que hay gente “que sí está fastidiada y no tiene esos medios”.

Mapa de recursos y necesidades

Preguntado por se prevé hacer un mapa de recursos y necesidades, señala que “está hecho”: una normativa del Ministerio de Presidencia de marzo de este año marca los recursos profesionales y materiales que dentro en 2027 deberán tener todas las unidades docentes, pero el anterior Consell “se había olvidado” de ella.

“Lo que hay es solo un hospital de día infanto-juvenil en toda la Comunitat Valenciana con diez plazas en Castellón y la genial idea es que van a crear ocho. ¿Cuánto tengo que esperar para que haya uno en cada comarca de la Comunitat, 50 años? Yo no tengo valor de hacer una planificación así en el año 2023”, asevera.

“La suerte es que el Ministerio dice que si queremos tener residentes MIR en salud mental debe tener un hospital infanto-juvenil o de adultos en cada departamento. O creas 24 u olvídate de tener residentes”, señala a EFE para añadir que su idea es “crear bastante más de 24”.

Asimismo, avanza: “Si cambio el mapa lo haré por tasa de población y me da igual que haya 8 que 528 departamentos, porque hay unas tasas que cumplir. Mi idea es que se cumpla lo que marca el Ministerio, un hospital de Día y otro infanto-juvenil por cada departamento de salud y con una tasa adecuada”.

Colaboración público-privada en salud mental

Para que la atención en salud mental y en drogodependencias llegue al máximo de ciudadanos, aboga por la colaboración público-privada a través de conciertos, como se hace con otras patologías, y denuncia la “inequidad absoluta” que hay en el acceso para recibir atención en salud mental por parte de un especialista.

“Hay desigualdades brutales en la ratio de psiquiatras y de psicólogos en las distintas comarcas de la Comunitat. Hay que ver cómo exprimimos el recurso humano porque no sobra y se ha escapado mucha gente a otras zonas de España”, aclara.

Se impulsará que los informes escolares incluyan una valoración de la salud mental de los alumnos, y para ello se hará un “cribaje muy simple de ansiedad o de depresión porque no podemos hablar del suicidio cuando no prevenimos nada”. Además, equipos formados por personal experto orientarán a los docentes para prevenir y detectar precozmente trastornos entre el alumnado.

Respecto al área de drogodependencias, afirma que el presupuesto con el que cuenta este año es el mismo que había en 1997 y casi la mitad del que tuvo en 2005 cuando estaba al frente de la Dirección General de Drogodependencias, e indica que su objetivo es que vuelva, como mínimo, a esos últimos niveles.