Alicante pide perdón por el «error técnico» que impidió oír las campanadas

Alicante (EFE).- El ayuntamiento de Alicante ha pedido públicamente disculpas por el «error técnico» que evitó que apenas se escucharan las campanadas de Nochevieja en la plaza del edificio consistorial, lo que evitó que centenares de personas pudieran tomarse las tradicionales doce uvas de la suerte.

En un comunicado emitido este lunes, el ayuntamiento ha aclarado que «la decisión de un técnico municipal de no conectar la megafonía en la campana para evitar la sensación de retardo y duplicidad», originó la incidencia, que tuvo una amplia repercusión en las redes sociales por parte de alicantinas y alicantinos que acudieron a la plaza para celebrar el cambio de año y que no pudieron escuchar los cuartos ni las doce campanadas.

En un comunicado, el ayuntamiento ha explicado hoy que el técnico municipal tomó esa decisión porque pretendía que no hubiera una duplicidad de sonido que había provocado quejas y desconcierto el año anterior entre los asistentes, aunque con ello provocó que las campanadas de Alicante «se oyeran a un volumen suficiente».

«El ayuntamiento reitera que las 12 campanadas sonaron durante la Nochevieja, al tiempo que lamenta las molestias causadas a los participantes en la celebración y pide disculpas por el fallo técnico que impidió amplificar el volumen del sonido y dificultó la audición a los cientos de personas congregadas en las inmediaciones de la plaza», señala la nota.

El ayuntamiento alicantino había organizado una gran fiesta en la plaza consistorial para celebrar el cambio de año repartiendo más de 2.000 bolsas con uvas y acompañando a los asistentes con música en directo, lo que empujó a cientos de personas a acudir al lugar.