Barceló no contempla instaurar la tasa turística si es alcaldesa de Alicante

Carlos Rosique


Alicante (EFE).- La alcaldable socialista de Alicante y actual síndica en Les Corts, Ana Barceló, descarta de momento dejar su cargo parlamentario, afirma que luchará para intentar «transformar Alicante en una ciudad verde y sostenible» y asegura que si llega a ser alcaldesa no contempla instaurar la tasa turística.


Tras imponerse el pasado domingo en las primarias del partido, Barceló detalla algunos puntos de su candidatura para la Alcaldía de Alicante en una entrevista con EFE, en la que sostiene que con el actual gobierno municipal, Alicante «carece de una estrategia a futuro» y defiende «crear un modelo social que acabe con las desigualdades y esté alineado con las necesidades de la ciudadanía».

Cohesión social

Barceló (Sax, 1959) destaca que uno de los principios que debe contemplar el proyecto del PSPV para Alicante es «sin lugar a dudas la cohesión social», pues incide en que «esto permitiría gozar de igualdad de oportunidades, sociales y económicas, y también de accesibilidad a los servicios públicos, en un entorno de un medio urbano saludable y verde».

Aunque afirma que solo puede «dibujar» algunos de los puntos de su programa, puesto que el programa no está totalmente definido, la exconsellera de Sanidad durante la pandemia resalta la falta de infraestructuras educativas en la ciudad: el alcalde, Luis Barcala (PP), «no ha ejecutado ninguno de los seis centros encomendados que tenía a través del Plan Edificant».

El presidente de la Comunitat Valenciana, XImo Puig (i), saluda a la portavoz socialista en Les Corts, Ana Barceló (d). EFE/ Manuel Bruque/Archivo


Preguntada sobre las críticas de Barcala al Botànic, gobierno al que acusa de no haber impulsado ningún centro de salud ni instituto en la ciudad y que tampoco ha hecho avances en el TRAM entre Luceros y la estación de Adif, Barceló asegura que el alcalde «tiene un desconocimiento de todas aquellas cuestiones que se han llevado a cabo en la ciudad de Alicante desde 2015».

Subraya «el poco o nulo interés de Barcala por la educación, como muestra que solo hay dos escuelas infantiles municipales, pese a haber pedido el PSOE ampliar la oferta», incide en que «ha rechazado ayudas» para impulsar recursos habitacionales a aquellos que tienen problemas de vivienda. Resalta que incluso «ha devuelto cantidades importantes a la Generalitat» para no poner en marcha ayudas de emergencia habitacional.

«Por tanto, yo creo que la Generalitat ha estado muy pendiente de Alicante, no solamente con las ayudas, sino por las inversiones», dice la exalcaldesa de Sax, que recuerda «en qué situación se dejó la Ciudad de la Luz, con una hipoteca por parte de Europa en forma de multa» y precisa que el proyecto para alargar Luceros hasta la estación «ya está en marcha y terminará ejecutándose».

Una Alicante verde

Ana Barceló insiste en la necesidad de impulsar Distrito Digital (DD), «con empresas que ya están instaladas en Alicante y que traen conocimientos y también riqueza», al tiempo que considera que el nuevo entorno de Inteligencia Artificial de la ciudad, con elementos como la Fundación ELLIS o el propio DD, deben potenciar una mejora del turismo alicantino e incluso en los servicios públicos.

Si bien Alicante es una ciudad que se dedica al sector servicios en un 73 % y, por tanto, es una ciudad orientada al turismo, «hay que intentar competir con un modelo que aporte valor añadido», mantiene Barceló.

«No tenemos que estar en un modelo que compita por precios, sino por inteligencia, con nuevas tecnologías y con el apoyo de estos elementos» para crear un modelo turístico «mucho más competitivo y con mayor valor añadido».

Insiste asimismo en que Alicante no es ahora mismo una ciudad verde y comenta que solo cuenta con un 2,3 % de zonas verdes por cada mil habitantes. «Indudablemente, eso es una cifra pequeña para una ciudad como Alicante, y por eso se requiere de inversiones en parques, aceras, jardines».

«Hay que pensar en cómo puede contribuir el transporte urbano a la sostenibilidad, con un transporte que utilice las energías limpias y por tanto que contribuye también a parar ese cambio climático; en definitiva, es hacer también una ciudad mucho más saludable», sostiene la exconsellera.

¿El futuro de Barceló en Les Corts?

Preguntada por si contempla dimitir de su función de síndica del PSPV-PSOE en Les Corts para preparar mejor su candidatura a la Alcaldía, Ana Barceló asegura que «en estos momentos, no», porque está centrada en la tramitación del proyecto de ley del Presupuesto autonómico. «Aquí tengo una tarea que compatibilizo con Alicante, y además tengo excelentes equipos de trabajo en ambos espacios».

«No me gusta pasar página hasta que se llega hasta final de la página», concluye Barceló para negar una posible dimisión en Les Corts.

Por último, tras las críticas por no haber nacido en Alicante y haber sido alcaldesa de Sax -a unos 50 km de Alicante-, dice que «cada uno es de la ciudad que uno elige para vivir».

En su opinión, «eso es lo que debe contar a la hora de trabajar: el amor a una ciudad y las ganas de luchar por ella, para conseguir que la ciudad sea lo que los ciudadanos quieren que sea». EFE