El año 2022: muy húmedo y el más cálido desde que hay registros

València (EFE).- El año 2022 ha sido el «más cálido desde que hay registros» en la Comunitat Valenciana, con una temperatura 1,5 grados superior a la del promedio climático normal, y el quinto más húmedo de la serie, con precipitaciones que han sido un 34 % superiores a la media.

Así lo ha puesto de manifiesto el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunitat Valenciana, Jorge Tamayo quien, junto al jefe de Climatología de la delegación, José Luís Núñez, y el jefe del grupo de Predicción y Vigilancia, José Manuel López, han hecho un avance del año climatológico y un resumen del otoño climático.

Avance climatológico de 2022

El año 2022 tendrá con una probabilidad alta una temperatura media estimada de 16,8 grados, que es 1,5 grados más que el promedio normal y, en comparación con la serie de temperatura media del periodo de 30 años 1981-2010, es «un año extremadamente cálido, el más cálido, con diferencia, desde que hay registros en nuestro territorio».

El año ha tenido seis meses (mayo, junio, julio, agosto, octubre y noviembre) con un carácter extremadamente cálido y, con una probabilidad alta, diciembre será el séptimo mes del año con este carácter, mientras que marzo y abril tuvieron un carácter muy frío y frío respectivamente.

El 76 % de los días del año han tenido una temperatura media superior al promedio normal, según Tamayo, que ha indicado que no hubo ninguna ola de frío durante el invierno, aunque sí hubo heladas destacables en altiplanos y fondos de valle del interior entre los días 14 y 20 de enero, los más fríos de 2022, cuando se llegaron a registrar -10 grados en Ademuz.

Los días 2 a 5 de abril fueron los más fríos de la primavera pero, a partir del 3 de mayo, comenzaron a registrarse temperaturas anormalmente altas que se mantuvieron de forma casi permanente hasta final de año.

El episodio más cálido: el 13 de agosto

El episodio cálido más significativo del año se produjo el 13 de agosto, cuando no sólo se registraron temperaturas extraordinariamente altas, sino que también se produjeron tormentas secas y reventones cálidos y secos en puntos de las tres provincias, y la temperatura del mar también llegó a rozar los 30 grados.

La precipitación acumulada en 2022 hasta el 20 de diciembre es de 684,4 l/m2, que es un 34 % superior que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (510.7 l/m2) y los expertos califican al año 2022 como «muy húmedo, el más húmedo del siglo y el quinto más húmedo desde 1950, tras 1989, 1971, 1951 y 1969».

Tras un invierno extremadamente seco, el tercero más seco desde 1950, las precipitaciones primaverales comenzaron a producirse el día 3 de marzo y prácticamente se prolongaron hasta el 3 de mayo, día en el que se produjo una tormenta de intensidad torrencial que afectó a la ciudad de València y su área metropolitana.

El otoño climático

El otoño climático 2022 (el trimestre formado por septiembre, octubre y noviembre) ha resultado extremadamente cálido y seco en la Comunitat Valenciana, «el más cálido desde que hay registros».

La temperatura media ha sido de 18,5 grados, 2,3 grados más alta que la del promedio normal (16,2) y la precipitación acumulada ha sido 156,8 l/m2, un 16 % inferior que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (187,3 l/m2).

El trimestre ha sido extremadamente cálido prácticamente en el 100 % del territorio, también en observatorios con series largas, como los de las capitales, y en las tres provincias, donde no hay precedentes de un otoño tan cálido como el recién finalizado.

En concreto, en la provincia de Alicante la anomalía ha sido de +2,1 grados, en Valencia de +2,4 y en Castellón de +2,2.

Respecto a las lluvias, la precipitación acumulada ha sido de 156,8 l/m2, que es un 16 % inferior que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (187,3 l/m2) y los meteorólogos califican al otoño de 2022 como seco.

Ha habido varios temporales de lluvias torrenciales pero, en general, próximos a la costa y sin gran penetración hacia el interior, salvo el del día 12 de noviembre, que afectó a casi toda la provincia de Castellón y a zonas del norte de Valencia.

El trimestre ha tenido un carácter muy seco en el 8 % del territorio, que se corresponde fundamentalmente con zonas del interior de Valencia y, de forma más dispersa con otras zonas del norte de esta provincia y de Alicante. En el 35 % del territorio el carácter fue seco y en el 18 % húmedo o muy húmedo.