El Bigotes implica a González Pons en el amaño de contratos para la Gürtel

Madrid (EFE).- El cabecilla de la Gürtel en la Comunitat Valenciana, Álvaro Pérez ‘el Bigotes’, ha implicado al actual vicesecretario de acción institucional del PP, Esteban González Pons, en el amaño de dos contratos para la trama en Valencia, en un escrito de confesión en el que muestra su arrepentimiento.

En el escrito dirigido a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal dela Audiencia Nacional, adelantado por la SER y al que ha tenido acceso EFE, Álvaro Pérez explica que está acusado en la pieza separada número 5 del caso Gürtel -sobre adjudicaciones de la trama en Valencia- y quiere reconocer los hechos y colaborar con la justicia.

«Se hace necesario expresar mi sentimiento de arrepentimiento por mi mala conducta, pedir perdón a los ciudadanos, la comunidad y la sociedad en general», señala, y añade que ha colaborado con la justicia pero no lo suficiente, ya que durante unos años se dedicó «a proteger o no inculpar a acusados o políticos», algo que ya no hace porque seis años en la cárcel le han hecho reflexionar.

Un escrito de confesión sobre Gürtel de 58 folios

Así desgrana, en un escrito de 58 folios, cómo miembros del Gobierno de la Generalitat de la Comunitat Valenciana otorgaron a la trama diferentes contratos entre 2003 y 2009, como por ejemplo algunos relacionados con varios Open de Tenis o Fitur. Cita en numerosas ocasiones a expresidente valenciano Francisco Camps, con el que tenía «el compromiso de ayudarse mutuamente» y que era su amigo.

Y detalla que en diciembre de 2004 a su empresa, Orange Market, la Consejería de Presidencia le adjudicó un contrato para regalar a los periodistas un pendrive con una Guía de la Comunicación, cuando el consejero era Esteban González Pons.

Asegura que esa adjudicación «vino a través de la amistad que el señor Blanch (gerente de Orange Market por acuerdo con Francisco Camps) tenía con González Pons», y para acreditarlo adjunta una hoja de tesorería de la empresa en la aparecen las siglas «egp» junto a «generalitat valenciana (presid) y la cifra de 62.548 euros.

«Estas iniciales significan Esteban González Pons, persona que solicitó el trabajo al señor Ignacio Blanch», añade.

El segundo contrato en el que el Bigotes implica a González Pons se refiere a la contratación en 2004 de Orange Market por parte de la empresa pública Vaersa para una elaborar una campaña publicitaria de sensibilización para el uso correcto del contenedor amarillo, y por el que se pagaron por el que recibieron 59.750 euros.

Asegura Álvaro Pérez que fue gracias a la amistad entre González Ponz e Ignacio Blanch por lo que les adjudicaron ese trabajo.

Trató de implicarle otras veces en la trama Gürtel

El Bigotes ha tratado de implicar en varias ocasiones a Esteban González Pons en la trama Gürtel, y de hecho en enero de 2019 remitió una carta a la jueza de Valencia Carmen García Mingo en la que señala que el entonces portavoz del PP en el Parlamento Europeo «tenía mando en plaza en las adjudicaciones y la financiación ilegal» del partido.

González Pons contestó que esas afirmaciones ya habían sido realizadas anteriormente en los juzgados y se consideraron «inadmisibles», asegurando que eran «totalmente falsas y difamatorias».

El presunto número 3 de la trama y responsable de la misma en Valencia, está condenado en varias piezas de la trama Gürtel.