Aprobada en Les Corts la tasa turística, que entrará en vigor en un año

València (EFE).- El pleno de Les Corts Valencianes ha aprobado este jueves, por los votos a favor del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) y en contra de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) la ley por la que se crea la tasa turística, que entrará en vigor dentro de un año.

El impuesto valenciano sobre estancias turísticas, incluido en la ley sobre medidas fiscales para impulsar el turismo sostenible que presentó el Botànic y que se ha aprobado en el último pleno ordinario de este año, será municipal y de aplicación voluntaria, por lo que los Ayuntamientos que quieran establecerlo lo harán mediante una ordenanza.

Entre medio y dos euros al día de tasa turística

Esta tasa turística oscila entre el medio euro al día -con un límite de siete días- para estancias en cámpines, hostales, pensiones, apartamentos turísticos estándar y casas rurales de hasta tres estrellas, y los dos euros para establecimientos hoteleros a partir de cuatro estrellas superior.

Los ingresos que se obtengan por este tributo indirecto propio se destinarán íntegramente, según la norma, a inversiones y gastos vinculados tanto a la promoción, impulso, protección, fomento y desarrollo del turismo sostenible en la Comunitat Valenciana, como a la mejora de servicios o políticas de acceso a la vivienda de afectados por la afluencia turística.

La ley contempla exenciones para los menores de 16 años, las personas con una discapacidad del 66 % o más, los programas sociales subvencionados por las Administraciones como el Imserso, las estancias en albergues juveniles para menos de 30 años, los congresos científicos o las competiciones deportivas oficiales.

El grupo socialista, quien inicialmente mostró sus reticencias sobre esta tasa a la que se ha opuesto públicamente el secretario autonómico de Turismo, el socialista Francesc Colomer, ha votado en bloque a favor de la creación de esta norma, al igual que Compromís y Unides Podem.

Según el Botànic, esta ley supone equipararse a la mayoría de países europeos, que aplican una tasa similar, y permitirá hacer mejoras en los municipios que sufren los efectos más adversos del turismo, mientras que la oposición ha criticado el nuevo impuesto -que el PP derogará si gobierna la próxima legislatura- y ha acusado de «turismofobia» al tripartito.

Ley del cambio climático

El pleno de Les Corts también ha aprobado, por los votos a favor del Botànic y en contra de la oposición, la ley del cambio climático y la transición ecológica de la Comunitat Valenciana, que incluye la creación de tres impuestos «verdes» para gravar las emisiones de dióxido de carbono.

En concreto, se crean los impuestos sobre las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos de tracción mecánica, sobre las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por las actividades económicas, y por el volumen de vehículos que acceden a determinados establecimientos comerciales implantados en grandes superficies.

Según el Botànic, esta ley busca mitigar las emisiones, adaptar la vida a la nueva situación y que quien más contamine más pague, mientras que la oposición ha lamentado que se creen tres nuevos impuestos en el contexto actual de dificultad, que implican una «doble imposición» y con un calendario «imposible de cumplir».

La aprobación de las dos leyes, en cuya votación ha participado también el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha sido recibida con aplausos de la bancada de los grupos del Botànic.