El Consell resolverá 64 proyectos sobre energías renovables antes del 25 enero

València (EFE).- El Consell se ha comprometido a resolver un total de 64 expedientes sobre proyectos de energías renovables antes del 25 de enero, la fecha límite fijada por el Ministerio para la Transición Ecológica para que puedan seguir adelante, y a elaborar un mapa sobre zonas susceptibles de acoger este tipo de plantas.

Así lo ha anunciado este martes el president de la Generalitat, Ximo Puig, tras reunirse con los consellers de Hacienda, Transición Ecológica, Economía y Obras Públicas para acelerar las energías renovables, quien ha insistido en que todas las Consellerias están «alineadas» en este compromiso y tienen «buena voluntad» para cumplirlo.

Resolución de 64 expedientes

El president ha señalado que en estos momentos hay presentados en la Comunitat Valenciana un total de 391 expedientes de proyectos de renovables que suponen 5.500 megavatios, de los que se han resuelto 113 y 45 están ya autorizados, por lo que quedan 278 pendientes de ser evaluados por las distintas Consellerias.

Del total de expedientes, hay 64 afectados por la fecha límite del 25 de enero próximo debido a que se iniciaron antes de 2020 y podrían perder los avales depositados al haber transcurrido más de dos años, y que se refieren a plantas fotovoltaicas, solares «y alguno importante eólico», ha precisado Puig.

El objetivo que se ha marcado el Consell es que para esa fecha de enero los 64 expedientes, a pesar de su complejidad, «estén resueltos, esperemos que la mayoría favorablemente», para lo que se va a haber un refuerzo de recursos humanos, ha indicado el president, quien ha resaltado «la coalición de intereses reales por la aceleración de las renovables».

El president de la Generalitat, Ximo Puig, se ha reunido con los consellers de Hacienda, Transición Ecológica, Economía y Obras Públicas para acelerar las energías renovables "intentado impactar lo menos posible en el territorio" y con el objetivo de poner en marcha el proceso de descabonización. EFE/ Biel Aliño
El president de la Generalitat, Ximo Puig, con los consellers de Hacienda, Transición Ecológica, Economía y Obras Públicas para acelerar las energías renovables. EFE/ Biel Aliño

Mapa de zonas que pueden acoger plantas

Además, se ha acordado elaborar a partir de enero un mapa sobre zonas susceptibles de acoger plantas de energías renovables en la Comunitat Valenciana, que tenga en cuenta todos los criterios, como medioambientales, industriales, patrimoniales, paisajísticos o de cultivos, y en el que se fijen las zonas donde se pueden desarrollar sin problemas este tipo de instalaciones.

La pretensión es que esa cartografía, en la que participarán todas las Consellerias implicadas, esté elaborada en unos seis meses, y que cuando se plantee la solicitud de una planta eólica, fotovoltaica, de biomasa u otra renovable en una de las zonas declaradas de preferencia para la instalación de renovables se pueda autorizar de manera prácticamente inmediata.

Ha indicado que hay que ser «lo más objetivos posibles» y tener en cuenta que «no se puede hacer una tortilla sin romper los huevos», pues cualquier implementación en el territorio de tipo industrial u otro tiene un impacto, pero el objetivo es minimizar ese impacto y elegir zonas menos sensibles y donde no haya una «afección sustancial».

En línea con Europa en energías renovables

Puig ha explicado que esta medida está en la línea con lo que está planteando el Parlamento Europeo en estos días para el desarrollo de renovables y con la ley de cambio climático valenciana, y ha insistido en que el Consell tiene en la «aceleración» de este tipo de energías un objetivo «fundamental y prioritario».

El president se ha mostrado convencido de que en 2030 se pueda contar con un despliegue e de las renovables que haga que la Comunitat Valenciana sea, junto con la investigación del hidrógeno verde, exportadora de energía, y ha defendido la necesidad de energía verde para descarbonizar.

Ha admitido que en esta materia puede haber miradas muy diferentes, incluso desde el punto de vista territorial, pero ha asegurado que hay un objetivo común, y es que cada día que pasa sin poner en marcha más renovables se está contaminando más y por tanto incumpliendo los objetivos de lucha contra cambio climático.

«Esto no es una cuestión neutral: o se está a favor de la renovables, o finalmente se está ayudando a continuar con la contaminación de los combustibles fósiles», ha aseverado Puig, quien ha defendido que las renovables son «la solución, no el problema».

Preguntado sobre la planta fotovoltaica vinculada a la gigafactoría de baterías de Sagunto (Valencia), ha indicado que la gigafactoría necesitará energía renovable y les gustaría que esa planta aportara casi el 20 %, si bien se estudiarán las alegaciones presentadas y si alguna se puede asumir así se hará.