El exgerente del PSPV admite que una constructora pagó gastos electorales

València (EFE).- El exgerente del PSPV-PSOE Francisco Martínez ha admitido, en declaraciones efectuadas como testigo ante los investigadores del caso Azud, que una empresa constructora se hizo cargo de parte de los gastos electorales del partido para las campañas electorales municipales y autonómicas de 2007.

En su declaración ante los agentes de la Guardia Civil, a la que ha tenido acceso EFE, éstos le preguntan si como administrador y responsable de contabilidad en las campañas de 2007 se produjo «algún extremo fuera de lo normal», y Martínez responde que sí, que la empresa Gigante abonó algunos encargos electorales realizados por el entonces responsable de las finanzas del partido, Pepe Cataluña.

Facturas falsas

En un informe también incorporado al sumario que instruye un juzgado valenciano, la UCO expone que el grupo Axis, del empresario valenciano Jaime María Febrer, abonó facturas falsas a la mercantil Gigante Edificaciones y Obras para que ésta se hiciese cargo de los pagos a los proveedores del PSPV-PSOE y retirase parte de los fondos en efectivo para destinarlos a sobornos.

Así, se han identificado transferencias desde Gigante a cinco mercantiles cuyo objeto social se encuentra vinculado con la publicidad por importe de 484.480,46 euros, además de una serie de retiradas de efectivo que también podrían haber sido destinadas en parte a estas sociedades.

Según el exgerente del PSPV, Cataluña pudo aplicar una operativa similar con otras empresas de impresión, comunicación o mercadotecnia, «es decir, que Cataluña contratara servicios para el PSOE, que fueron abonadas por terceras empresas, en este caso Gigante».

Renunció a la gerencia por sentirse «incómodo»

Francisco Martínez explicó a los agentes que empezó a trabajar en el PSPV-PSOE con 18 años y que lo sigue haciendo actualmente en el departamento de administración, y que en el año 2000 fue nombrado gerente, cargo que ostentó hasta 2011, cuando renunció al mismo al «sentirse incómodo» porque el presupuesto planteado para la campaña electoral inicialmente «era superior al techo de gasto».

Declaró también que Pepe Cataluña, aunque dejó el partido formalmente en 2004, «en la práctica seguía ostentando las funciones de secretario de administración, que era por así decirlo, asesor de Vicent Sarrià -ex secretario de organización del partido- con estas funciones» al menos hasta 2007.

Según explicó a la Guardia Civil, «Cataluña tenía capacidad de contratar en periodo electoral y fuera de éste».

En el marco de las capacidades de Cataluña para contratar, Martínez explicó que encargó una campaña de buzoneo «de refuerzo» para el partido regionalista Unió Valenciana.

Campaña de Carmen Alborch

En la parte del sumario cuyo secreto se ha levantado recientemente se incluye el testimonio de otros testigos, como el del responsable de la campaña audiovisual de la exministra Carmen Alborch como candidata socialista a la alcaldía de València en 2007.

Según explicó a los agentes, una vez concluido su trabajo se reunió con el entonces gerente del PSPV, Francisco Martínez, para entregarle la factura por su servicio y que éste le indicó que «debía realizar cambios en la factura», relativos tanto al cliente como al concepto, para que figurase la mercantil Gigante y «vídeo industrial» en el objeto del servicio