El Supremo confirma 50 años de cárcel al padre que mató a sus hijos en Godella

Madrid (EFE).- El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 50 años de cárcel -con un máximo de cumplimiento de 40- impuesta a un padre por el asesinato de sus dos hijos, de tres años y seis meses, el 13 de marzo de 2019 en la localidad valenciana de Godella, y el internamiento psiquiátrico de la madre, coautora de los crímenes, que fue absuelta por la eximente de anomalía psíquica por enfermedad mental.

La Sala de lo Penal del alto tribunal ha rechazado todos los motivos esgrimidos por la defensa de los progenitores contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que confirmó a su vez la dictada por la Audiencia Provincial de Valencia.

Convencidos de la existencia de una secta

La resolución consideró probado que ambos asesinaron el 13 de marzo de 2019 a sus hijos tras propinarles multitud de golpes en la parcela de la casa de campo de Godella donde residían, y relataba que estaban convencidos de la existencia de una secta que les perseguía, asediaba y abusaba sexualmente del niño.

50 años de cárcel

Por ello, decidieron que la única manera de proteger a los menores era someterlos a un «baño purificador», «terminar con sus vidas y enviarlos al más allá para que posteriormente pudieran revivir». Por ello, el Tribunal Supremo ha ratificado la pena de 50 años de cárcel para el padre.