Estrasburgo rechaza la reapertura de la causa de paternidad de Julio Iglesias

València (EFE).- El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) ha resuelto que no es posible reabrir la causa sobre la supuesta paternidad de Julio Iglesias respecto de Javier Sánchez Santos, el valenciano que afirma ser su hijo.

Según ha informado a EFE el representante legal de Javier Sánchez, el letrado sevillano Fernando Osuna, este tribunal francés ha cerrado la vía judicial para la repertura de la causa, pronunciándose en el mismo sentido que el Tribunal Supremo y posteriormente el Constitucional español.

Este abogado considera que la posición del TEDH en esta materia es «sorprendente», por ir «contra su propio criterio en más de 15 sentencias anteriores que defienden que la verdad genética está por encima de la cosa juzgada y otras cuestiones formales».

Por ello, anuncia que seguirá «por otras vías» en su defensa de que Javier Sánchez es hijo del cantante, y apunta las posibilidades de un recurso ante la ONU o demandas contra los otros hijos del cantante en otras jurisdicciones, es decir, fuera de España.

El informe genético del supuesto hijo de Julio Iglesias

El supuesto hijo valenciano de Julio Iglesias cuenta con un informe genético que, según defiende, confirma sin lugar a dudas el vínculo familiar.

Esta prueba se consiguió por parte de un detective privado en Estados Unidos, que recogió un objeto abandonado por Julio José Iglesias Preysler y determina que entre ambos existe un vínculo genético del 99 %.

La causa judicial que inició en 2019 en los tribunales valencianos concluyó el pasado mes de marzo su recorrido posible por la Justicia española, al rechazar el Constitucional el recurso planteado por este supuesto hijo de Julio Iglesias para que se reconociera la paternidad del cantante, al considerar que se trata de «cosa ya juzgada».

En 2020, la sección décima de la Audiencia Provincial de Valencia revocó la sentencia por la que el Juzgado de Primera Instancia número 13 de València estimó un año antes la demanda de paternidad presentada por Javier Sánchez Santos, de 44 años, contra el cantante al apreciar «cosa juzgada», sin entrar a analizar el fondo del asunto, dado que el supuesto hijo y su madre ya habían promovido otras acciones judiciales anteriormente.

Posteriormente, tanto el Tribunal Supremo, en 2021, como después el Constitucional han desestimado los recursos de la defensa de Javier Sánchez Santos por considerar que se trata de «cosa juzgada».

En su reciente intento de reapertura de la causa, el letrado sevillano Fernando Osuna llevó el caso al TEDH denunciando la supuesta vulneración de derechos de la que estaba siendo objeto su defendido por impedírsele interponer un nuevo proceso para tratar de demostrar su filiación paterna biológica.

Edición web: Macarena Lázaro