García-Page cree que la sostenibilidad ya no sujeta una política de trasvases

València, 12 sep (EFE).- El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado partidario de aplicar medidas razonables para la gestión del agua en España y, aunque no sería contrario a una política de trasvases si fuera global, de todos los ríos de «la España seca a la parte más seca», ha considerado que la sostenibilidad ya no defiende esas actuaciones.

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la rueda de prensa ofrecida momentos antes de la reunión que matiene este lunes con a Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). EFE/Kai Försterling

García-Page se ha referido a esta cuestión al ser preguntado por los periodistas antes de participar en el pleno de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) en València, donde también ha defendido el corredor mediterráneo como «un objetivo nacional» que responde a «una necesidad existe previa y a una economía que no se puede gripar» por la potencialidad del arco mediterráneo.

Sobre los recursos hídricos y la futura gestión de estos, ha asegurado que, si se quiere, se puede plantear un sistema de trasvases, pero de «todos los ríos, unos con otros, del Duero al Tajo, del Ebro…», no obstante ha apelado a «la evolución ambiental y a la inteligencia» a la hora de tomar medidas para paliar la falta de agua.

Ha manifestado que debería haber un acuerdo sobre el diagnóstico y sobre cómo se gestionan los recursos hídricos en España, y aplicar medidas razonables para que a nadie le falte agua, como ocurre en Castilla-La Mancha, donde hay explotaciones agrarias esperando licencia por falta de agua o polígonos parados por no contar con los caudales necesarios.