Investigan la muerte violenta de una mujer de 77 años en Guardamar

Guardamar del Segura (Alicante) (EFE).- El hijo de la mujer de 77 años hallada fallecida en la madrugada de este miércoles con evidentes signos de una muerte violenta en un domicilio de Guardamar del Segura (Alicante) presta declaración ante la Guardia Civil para tratar de esclarecer el crimen.

Fuentes de la investigación han informado a EFE de que el hijo, de 51 años y español, ha recibido el alta médica del hospital de Torrevieja, donde le atendieron después de conocerse la muerte violenta de su madre por un traumatismo craneoencefálico que no ha revestido gravedad.

Luego ha pasado a prestar declaración en calidad de testigo, ya que se encontraba en la vivienda cuando falleció su madre, también española.

La víctima mortal y este hijo, uno de los cinco que tiene la mujer, vivían juntos en el domicilio situado en la calle Lepanto de Guardamar, desde donde éste último a las 6 horas dio aviso a los servicios de emergencias sobre un supuesto asalto por parte de varios desconocidos con la intención de robar.

El testimonio del hijo sobre la muerte violenta

Según el testimonio que ofreció en ese momento, los ladrones maniataron a su madre y provocaron su muerte y a él le agredieron y causaron heridas.

Sin embargo, las fuentes consultadas por EFE han indicado que esta versión no encaja con los indicios hallados por los agentes de la Guardia Civil encargados de la investigación.

Por su parte, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha señalado que la investigación está «en curso» y que hay que «dejar que la Guardia Civil siga haciendo su trabajo», sin dar más información sobre el móvil del crimen.

Así lo ha afirmado Bernabé, preguntada por los periodistas al término de la toma de posesión oficial del nuevo jefe provincial del Cuerpo Nacional de la Policía en Alicante, Manuel Lafuente.