La distracción al volante causa 5 de los 10 accidentes mortales en dos meses

València, 7 sep (EFE).- La distracción durante la conducción ha sido la causa principal en cinco de los diez siniestros con víctimas mortales que se han producido en la Comunitat Valenciana desde el 1 de julio al 31 de agosto de este año, por delante del consumo de alcohol y drogas y del exceso de velocidad.

Entre las causas más frecuentes de distracción al volante figuran el uso del teléfono móvil -que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente-, fumar o la utilización de navegadores, según se ha puesto de manifiesto durante la presentación de la campaña de vigilancia y control de las distracciones al volante que se desarrolla desde este miércoles hasta el 13 de septiembre.

La delegada del Gobierno, Pilar Bernabé, ha destacado que las distracciones ya son el factor concurrente más frecuente en accidentes mortales, por lo que se debe insistir en la prudencia y el respeto a las normas de tráfico y también en la prevención de las conductas o hábitos que pueden producir una tragedia en la carretera.

Cuanto mayor es la velocidad del vehículo, menor margen de reacción tiene el conductor frente a los imprevistos y más conveniente resulta que se concentre totalmente en la tarea de conducir y trate de evitar las posibles distracciones.

Con la campaña que se inicia hoy, en cuya presentación han estado presentes voluntarios de la Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos (ASPAYM), se pretende concienciar a los conductores del grave riesgo de las distracciones mientras se conduce.

Bernabé ha estado acompañada de la jefa provincial de Tráfico, Pilar Fúnez, y el comandante de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, Jesús Tomás Charneco, quienes han visitado uno de los controles que está realizando la Dirección General de Tráfico.

En la campaña del año pasado se controlaron 23.576 vehículos (4.732 en la provincia de Alicante; 760 en Castellón y 18.084 en Valencia), de los cuales se denunciaron 912 (144 en la provincia de Alicante; 83 en Castellón, y 685 en Valencia).

Este verano, desde el 1 de julio al 31 de agosto, 12 personas (4 en la provincia de Alicante, 3 en la de Castellón y 5 en la de Valencia) han perdido la vida en las carreteras de la Comunitat Valenciana, tres más que en el mismo periodo de 2021 (9 muertos) y cuatro menos que en 2019, el último año antes de la pandemia.

En lo que llevamos de año se ha incrementado el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico, con 54 fallecidos desde el 1 de enero frente a las 48 que se produjeron en el mismo periodo del año anterior.