Las plantas de Salzgitter y Sagunto, claves para el negocio de Volkswagen y competir con Asia

Salzgitter (Alemania) (EFE).- La planta de celdas de baterías que el grupo Volkswagen desarrolla en su sede alemana de Salzgitter y la próxima construcción de otra factoría de similares características en Sagunto (Valencia) son clave para la rentabilidad del negocio y para poder competir con Asia, que actualmente produce el 95 % de los componentes de las baterías.

La planta de Salgitter se encuentra actualmente en un plan de ampliación y reconversión de la fabricación de motores de combustión, para convertirse en la primera planta de celdas del grupo alemán en 2025 y será el modelo de la gigafactoría valenciana, cuyo inicio de producción está previsto para 2026.

Salzgitter será modelo para otras plantas

«Salzgitter servirá de modelo de otras plantas, será una copia para la planta de España, y se producirá con los mismos sistemas, se autorizarán de la misma manera y se utilizarán las mismas sinergias para ser cada vez más rápidos», ha manifestado el consejero delegado de PowerCo, del grupo Volkswagen, Frank Blome, tras recibir a la delegación valenciana encabezada por el president de la Generalitat, Ximo Puig, que visita las instalaciones para reunirse con los directivos del grupo automovilístico.

Sagunto, que será la segunda fábrica de celdas del grupo en Europa, ya acoge la maquinaria para preparar el terreno y, de acuerdo a las afirmaciones de Volkswagen, contará con una gran estandarización con la alemana para la fabricación de celdas de baterías, que representan el 40 % de los costes de un vehículo y es un componente decisivo para la rentabilidad del negocio.

Según Blome, la estrategia de Volkswagen «cambiará» la producción actual de baterías, actualmente concentrado en un 95 % en Asia.

La planta valenciana, que suministrará a las plantas de vehículos de Martorell y Pamplona, también destinará baterías a almacenamiento de energía, en función de las capacidades que queden libres del segmento del automóvil.

El miembro del comité ejecutivo de VW AG, responsable de tecnología y presidente del Consejo de administración de PowerCo, Thomas Schmall, ha apuntado al plan de electromovilidad que hará necesaria la producción de baterías y para ello tiene previstas seis plantas en total en Europa.

La planta de Volkswagen en Sagunto

Respecto a la planta de Sagunto, los responsables de Volkswagen no han adelantado las fechas de inicio de las obras de la gigactoría, a falta de algunos trámites burocráticos, y han señalado que lo anunciarán en poco tiempo.

Tampoco han querido precisar si optarán a más fondos públicos en la segunda edición del PERTE VEC -en el primer plan finalmente lograron 357 millones de euros de los 397 iniciales-, si bien han resaltado que el proyecto en España es «muy relevante» y van a seguir explorando vías adicionales de incentivos regionales. De la misma manera, no han podido asegurar si serán suministradores de celdas de la planta valenciana de Ford, aunque sería «una idea excelente».

Respecto a la planta fotovoltaica para abastecer las necesidades de la factoría, Puig ha exigido a todas las empresas grandes consumidoras de energía soluciones propias como la planeada por Iberdrola para PowerCo, cuya ubicación se decidirá de acuerdo a lo acordado y en función de los parámetros que marca la legislación medioambiental.

Visita de Puig a Salzgitter

La delegación valenciana que visita la sede de Volkswagen en Salzgitter, encabezada por Ximo Puig, está integrada por los consellers Arcadi España, Rafa Climent y Rebeca Torró, el alcalde de Sagunto, Darío Moreno, y la secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación, María José Mira, y el director general de Urbanismo, Vicente García Nebot.

El grupo ha podido conocer detalles del proceso de producción de celdas con pruebas de laboratorio y la línea piloto con que ya cuenta la planta de Salzgitter, así como la formación que ofrece la compañía con 30 academias en el mundo que forman a 15.000 aprendices en las nuevas profesiones que trae la electromovilidad.

La factoría valenciana, con una capacidad de producción anual de 40 GWh al año, recibirá una inversión total de PowerCo de 4.500 millones de euros en el periodo 2023-2026 y años sucesivos y creará casi 4.200 empleos directos, el 92 % de ellos personal de producción y el resto de dirección y administración.

Según fuentes de Volkswagen, para los clientes del grupo en España se requerirán unas 200 celdas por vehículo, en función de la autonomía.