Los bomberos de Valencia atienden más de 65 avisos por incidencias del viento

València (EFE).- El Consorcio provincial de Bomberos de Valencia ha recibido, desde esta medianoche y hasta las 13 horas de este martes, algo más de 70 nuevos avisos por incidencias derivadas de las fuertes rachas de viento, que desde Aemet han cifrado en hasta 70 km/h en localidades de la provincia de Alicante.

Se ha tratado de incidencias como caída de ramas y árboles y la retirada de elementos en riesgo de caer, como planchas metálicas o placas solares, todas ellas sin daños personales.

Los bomberos actúan en 45 municipios

Todas las llamadas se han dado en «un radio muy grande de la geografía valenciana», tanto que han abarcado 45 municipios como escenario de estas incidencias.

Según el consorcio, un tercio de las llamadas han sido por ramas o árboles caídos, y las demás responden a varios elementos caídos en la calle, como placas solares, planchas metálicas, carteles, antenas, muros, farolas o ventanas.

El resto de incidencias atendidas por los bomberos ha sido para la retirada de elementos en riesgo de caída por los fuertes vientos, como placas solares o las planchas metálicas caídas en una fábrica de Ontinyent, de las que una ha volado 50 metros hasta una gasolinera, donde los bomberos han trabajado esta mañana en la retirada y saneamiento de la zona afectadas.

Entre los avisos de esta mañana, también figura uno por una plancha de 15 metros que tenía riesgo de caer de la fachada de una tienda de mascotas en Alfafar, además de llamadas para la retirada de tejas en riesgo de caída en una escuela de Buñol.

Desde las 15 horas, en Catarroja ha caído una tela asfáltica en una terraza, en L’Eliana se han desprendido elementos de saneamiento de fachada de la iglesia, y se han dado incidencias con planchas metálicas en Albaida y Paterna, además de con una farola en Genovés.

Hasta el momento no se ha notificado ningún daño personal.

El viento continuará con una masa de aire ártico

Desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) han explicado que el viento va a seguir siendo el fenómeno más adverso durante los próximos días, aunque este martes es el día en que está soplando con más intensidad de forma generalizada.
Esta tarde y noche de martes, además, se pueden producir precipitaciones débiles en el interior de la mitad norte de la Comunitat, con la cota de nieve descendiendo hasta los 900-1.000 metros.

En la provincia de Alicante, el viento se ha acelerado por la mañana, con registros de 70 km/h en Pego, 68 en Jávea, 65 en Alcoy, y 63 en el aeropuerto Alicante-Elche, mientras que también en zonas del litoral de Castellón y Valencia se han superado los registros de la madrugada.

Aemet ha previsto asimismo que una masa de aire ártico va a comenzar a invadir la Comunitat Valenciana a partir de esta noche, lo que dejará una bajada de las temperaturas.

Este lunes, Aemet activó la alerta máxima naranja por fuertes rachas de viento de entre 90 y 100 kilómetros por hora en el interior de las provincias de Valencia y Castellón, y el episodio ha dejado rachas máximas de hasta 114 kilómetros por hora en Morella, 108 km/h en Xàtiva, 103 km/h en Vilafranca, 98 km/h en Llíria, 95 km/h en Fredes y 74 km/h en Montanejos.

En la ciudad de València durante la pasada noche los bomberos han realizado más de una veintena de servicios por caída de carteles, árboles, mobiliario urbano, toldos, persianas y antenas, según han informado fuentes de la Policía Local.

Para este martes se mantiene el aviso naranja en el interior sur de Valencia y amarillo en varios puntos de la Comunitat. EFE