Los españoles responsabilizan de la corrupción a los políticos, que suspenden en confianza

Valencia, (EFE).- Los españoles consideran que los grandes responsables de la corrupción son los políticos (60 %), por delante de los empresarios (47 %) y de los funcionarios (39 %), y dan su grado de confianza más bajo a los partidos políticos, con una nota de 3 sobre 10, que es de los niveles más bajos de la Unión Europea.

Así lo refleja la primera Encuesta de Percepción de la Corrupción en España y en la Comunidad Valenciana, que este lunes han presentado el director de la Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción de la Comunidad Valenciana, Joan Llinares, y el responsable de la Cátedra de Buen Gobierno e Integridad Pública, Fernando Jiménez.

La encuesta, elaborada entre septiembre y octubre de este año a partir de 1.506 entrevistas telefónicas, refleja que el principal problema que preocupa a la ciudadanía española es la inflación (21,4 %) seguida de la política y los partidos políticos (20,3 %), mientras que el fraude y la corrupción ocupa el séptimo lugar (2,3 %).

Razones para votar a políticos corruptos

Cuando se pregunta por la razón para votar a políticos corruptos, la mayoría responde que porque los candidatos son del partido con el que simpatizan, lo que se conoce como «votar con la pinza en la nariz», seguidos de los que afirman que lo hacen porque se han beneficiado de los favores del candidato y sienten gratitud

Respecto a la confianza en las instituciones, con encima del 6 sobre 10 se sitúan las Fuerzas Armadas y la Policía, «un clásico» desde hace quince o veinte años en España, mientras que en los que menos se confía es en los políticos, lo que Jiménez atribuye a la sensación de que no hacen lo que se espera de ellos e impulsan la división y la polarización.

La encuesta ha preguntado por primera vez en España sobre distintos escenarios de corrupción, entre los que se ha considerado que «el más negro» sería que un fiscal pidiera a un empresario 500.000 euros a cambio de cerrar una investigación por blanqueo en el sector inmobiliario, seguido del sobrino economista que entra en una gran empresa por recomendación del alcalde.

Otra pregunta novedosa ha sido qué se entiende por corrupción, sobre lo que la mayoría considera que un comportamiento que sea ilegal, mientras que en cuanto a la percepción de si la corrupción aumentó o disminuyó en el último año la mayoría piensa que ni subió ni bajó (43 %).

Por qué no se denuncia la corrupción

A la pregunta de por qué no se denuncia la corrupción, el principal motivo es «porque no valdría la pena el tiempo y el costo» (el 25 %), si bien destaca en segunda posición el caso de la Comunidad Valenciana, donde casi un 25 % responde espontáneamente que «siempre denunciaría», porcentaje que en España se queda en el 17 %.

Otro apartado de la encuesta es qué es lo más importante para tener éxito económico en España, a lo que la mayoría responde que tener contactos y cultivarlos, por delante de tener buenas ideas y esforzarse en aplicarlas, a diferencia de lo que ocurre en el norte de Europa, donde predomina esto último.

Sobre la experiencia directa con la corrupción, el 94 % de encuestados asegura que nunca en los últimos tres años un funcionario les ha pedido regalos o dinero, mientras que la gran mayoría reivindica que proteger a las personas que denuncian corrupción es una obligación para toda la sociedad.

Respecto a si en el contexto de la pandemia de coronavirus han aumentado las oportunidades de corrupción en España se considera que sí, y sobre la Agencia Valenciana Antifraude solo la conoce un 32 %, si bien este año llegará a las 400 denuncias recibidas, un 25 % más que el año anterior.