Los recuerdos y el paso del tiempo centran la nueva novela de Alice Kellen

València (EFE).- La escritora valenciana Alice Kellen reflexiona en su nueva novela, «La teoría de los archipiélagos», sobre el amor, la memoria y los paréntesis vitales, a través de un relato algo diferente que escribió, en un principio, para ella misma.

El libro, editado por Planeta y que sale a la venta este miércoles, aborda la vida dos personas de la tercera edad que vivieron una historia de amor en su juventud y que se reencuentran cuarenta años después.

«Cuando veo a personas mayores siempre me pregunto qué habrá sido de sus vidas», afirma Kellen en una entrevista con la Agencia EFE con motivo del lanzamiento del libro, que escribió hace un año y medio en un impulso durante un viaje a su pueblo.

Recuerda que estaba embarazada de ocho meses y durante los embarazos se bloquea y no suele escribir, pero entonces sintió la necesidad de hacerlo y lo hizo un poco para ella misma.

El resultado es una historia «distinta», «más sentimental y corta» de lo que suele ser habitual en esta escritora, que se ha convertido en una superventas de novela romántica y que acaba de dar el salto al mercado estadounidense, donde se van a traducir cuatro de sus novelas.

La historia de Martín e Isaac

La novela arranca en la primavera de 2018, con Martín, que a sus setenta y dos años, regresa a un pequeño pueblo de Valencia decidido a encontrar lo que en su momento perdió (o abandonó).

A partir de ahí, la narración va dando saltos entre esa actualidad y el verano de 1980, cuando Martín era un joven redactor e ilustrador de enciclopedias que llegó a ese municipio con instrucciones precisas de su jefe: terminar la enciclopedia botánica que lo ocupaba.

Aliviado ante la oportunidad de tomarse un respiro de su crisis matrimonial con Candela y de su insistencia para que encuentre un trabajo más respetable, acepta ocupar la casa de vacaciones de su jefe para terminar el trabajo.

Lo que empieza siendo una escapada para centrarse en ese proyecto, acabará convirtiéndose en un verano inolvidable, cuando conozca a Isaac, un joven jardinero de la zona que le ayuda a documentar la enciclopedia.

La escritora valenciana Alice Kellen, superventas de novela romántica, habla en una entrevista con la Agencia EFE de su último libro, "La teoría de los archipiélagos", que sale a la venta este miércoles. EFE/Ana Escobar
La escritora valenciana Alice Kellen, en una imagen de este miércoles. EFE/Ana Escobar

Un paréntesis vital

Aparece entre ellos una relación que va más allá del amor y de la pasión, y que les permite conocerse a sí mismos un poco mejor, pero que tiene fecha de caducidad.

Es como «un paréntesis», como «una pausa en el camino», que les permite, sobre todo a Martín, «tomarse ese momento de pausa, de parada, de pensar en quién es y hacerse preguntas que nuca se había hecho», señala Kellen.

Surge entonces ese conflicto que muchas personas han sentido a lo largo de su vida entre si seguir con su vida tal y como está o atreverse a dar un paso que lo trastocaría todo, aunque la escritora tenía claro desde el principio cuál iba a ser el camino que tomaría Martín.

«A veces hay historias que duran lo que duran y no por ello tienen por qué tener menos valor», defiende Kellen, quien, sin embargo, hace que, casi 40 años después, Martín vuelva a ese pueblo para tratar de cerrar esos hilos todavía sueltos.

El mundo rural, un protagonista más

El mundo rural y natural es el punto alrededor del cual se estructura la novela nueva novela de Alice Kellen, repleta de descripciones de las flores que tanto significan para sus protagonistas, y que otorgan color a la narración.

El lector podrá percibir junto a los personajes el perfume de las flores del jardín de Isaac, el olor de la madera quemándose en la chimenea, el sonido de la máquina de escribir y el sabor de los polos de hielo multicolores.

La importancia de la naturaleza se ve reforzada con la inclusión en el libro de una serie de ilustraciones, inspiradas en las que realiza el propio Martín en su cuaderno a lo largo de ese verano de 1980.

Alice Kellen trabaja en una nueva novela que verá la luz el próximo año, aunque reconoce a EFE que a partir de ahora el ritmo de publicación no será tan elevado, pues cada vez tiene que dedicar más tiempo a la promoción de sus obras, lo que le quita tiempo para escribir.