Nueve detenidos por estafar más de 500.000 euros a casi cien personas

València (EFE).- La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal dedicada a cometer estafas financieras a través de internet, en una operación en la que han sido detenidas nueve personas y otras dos han sido investigadas por estafar más de 500.000 euros a cerca de un centenar de personas.

Según ha informado el cuerpo armado en un comunicado, esta organización ofrecía, a través de una página web, la financiación de préstamos rápidos y sin requisitos.

Se han efectuado 7 registros en la ciudad de Valencia, Llíria (Valencia), San Juan (Alicante) y El Campello (Alicante) en las que se han intervenido documentación, material informático y dinero en efectivo, y se han bloqueado 30 cuentas bancarias que utilizaba la organización criminal para efectuar las estafas.

UNA DENUNCIA DESVELA LA ESTAFA

La operación se inició, cuando la Guardia Civil recogió la denuncia de una mujer, vecina de la localidad de Moncada (Valencia), en la que ponía de manifiesto ser víctima de una estafa ya que había pedido un crédito de 1.000 euros a través de una página web que no le exigía ningún tipo de requisito para el préstamo.

Una vez ingresado en su cuenta recibió una carta en la que le comunicaban que debía 4.000 euros por la instalación eléctrica que había contratado, un servicio que ella nunca había solicitado y jamás se llevó a cabo.

Los agentes comenzaron una investigación por estos hechos y descubrieron que había 86 personas afectadas en las provincias de Alicante, Castellón y Valencia, así como seis entidades financieras perjudicadas por estas estafas similares por un importe de más de 500.000 euros.

Los autores habían realizado más de 100 financiaciones fraudulentas, según las mismas fuentes.

MODUS OPERANDI DE LA ESTAFA

Los supuestos autores utilizaban como reclamo una página web en la que ofrecían financiación rápida y sin requisitos, y cuando alguna persona solicitaba efectivo a través de dicha web e introducía datos básicos, como el teléfono, recibía una llamada telefónica donde el interlocutor le pedía el resto de datos personales.

Por medio de un comercio de la localidad de Llíria (Valencia), cuyo propietario encabezaba esta organización criminal, los autores, usurpando la identidad de la víctima, lograban negociar con una entidad bancaria y conseguir el doble o el triple del efectivo solicitado por la víctima.

Para conseguir este objetivo, justificaban ante la entidad financiera que la víctima necesitaba una nueva instalación eléctrica o electrodomésticos.

Las personas estafadas recibían el efectivo que habían pedido, pero poco tiempo después se percataban de que debían muchísimo más dinero del que solicitaron por un servicio o productos que nunca pidieron (obras, muebles, electrodomésticos, etc…).

OTROS CINCO DELITOS

A los supuestos autores se les atribuyen los delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa, blanqueo de capitales, falsificación documental y usurpación de estado civil.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Moncada.

La Guardia Civil recuerda la importancia de no ofrecer documentación personal a personas o empresas no contrastadas, así como evaluar de forma crítica las páginas web y su contenido, antes de establecer un vínculo contractual con ellas, especialmente si es una web desconocida.