Puig defiende la estabilidad del Botànic: ocho presupuestos en tiempo y forma

Alicante, (EFE).- El president de la Generalita, Ximo Puig, ha reivindicado este sábado que la presentación de ocho presupuestos autonómicos consecutivos «en tiempo y forma» hablan de «la estabilidad» del Consell del Botànic, y ha calificado las cuentas pactadas para 2023 como «un muy buen presupuesto».

En declaraciones a los medios de comunicación durante su visita a la Fira de Tots Sant de Cocentaina (Alicante), ha reivindicado que el Botànic quiere que el último presupuesto de la legislatura sea «un instrumento para transformar» la Comunitat, con el fin de «detener en la medida de la posible la inflación y continuar creciendo».

Más empleo, servicios e infraestructuras

«Más empleo, más servicios públicos, más infraestructuras al servicio de los ciudadanos», ha resumido el president respecto a los presupuestos que aprobará el lunes un Consell del que ha dicho que «gobierna para todos y para todas» y que «prioriza y jerarquiza las políticas sociales para garantizar un Estado del bienestar vigorizado y potente».

Puig ha destacado que ese refuerzo del Estado del bienestar ha servido en los momentos tan difíciles como la pandemia de coronavirus para «resistir», y ha resaltado que el empleo debe ser un elemento fundamental para ir mejorando el proyecto de vida de cada persona.

Combatir la inflación

En su opinión, todo eso se ha logrado conjugar en los presupuestos de la Generalitat para 2023, a pesar de las dificultades actuales por la inflación, en los que se plasma una acción del gobierno que «prioriza y jerarquiza siempre es el interés general de valencianos y valencianas».

Ha insistido en que uno de los atributos del Gobierno del Botànic durante estos ocho años ha sido «la estabilidad y la defensa del interés general», y ha negado que esta semana haya habido una crisis en el Ejecutivo con la destitución de Mireia Mollà como consellera de Transición Ecológica, sino que la ha calificado de «recambio en una Conselleria».

Puig ha hecho hincapié en que esta semana comenzó con la aprobación de una reforma fiscal que «va a beneficiar al 97’7 % de los valencianos», y ha acabado con un acuerdo político sobre los Presupuestos para 2023, que van a significar «un impulso a la reactivación económica en una situación de crisis» y sobre todo «una red de seguridad» para los valencianos que están viviendo en peores condiciones la situación inflacionaria.