Puig exige actualizar la Constitución ante acuerdos «que no pueden esperar»

Alicante (EFE).- El president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha exigido este lunes en el día de la Constitución una actualización de la Carta Magna -«que no ruptura»- ante acuerdos «que no pueden esperar», para, entre otros objetivos, «conseguir renovar el poder judicial, instaurar el Derecho Civil valenciano, una nueva financiación autonómica, responder a la cuestión territorial o garantizar el agua para siempre».

Así lo ha defendido el jefe del Consell durante el acto celebrado en Alicante para conmemorar los 44 años de la Constitución Española, al que ha acudido su Gobierno en pleno y donde se ha distinguido al Consejo de Infancia y Adolescencia de la Comunitat, a la directora de AECN Editorial Marta Senent, al actor Paco Moya, al deportista paralímpico Ricardo Ten y a la activista Noah Higón.

Ante sus consellers; el president de Les Corts, Enric Morera; la delegada del Gobierno, Carlos Mazón; y el presidente de la Diputación alicantina y del PPCV, Carlos Mazón, entre otros muchos, Puig ha lamentado en un acto retransmitido por À Punt que «nunca parece ser el momento» de cambiar la Constitución pero «es inevitable preguntarse si tiene sentido aplazar» esta cuestión.

Ha defendido que la posición valenciana al respecto «es franca» e incluye «el diálogo, los pactos y las soluciones para una España más justa y mejor», al tiempo que ha reivindicado que «las trincheras solo dejan víctimas y los acuerdos no pueden esperar».

«Mientras hoy se anuncian nuevos bloqueos en el Constitucional, exigimos el desbloqueo del bloqueo», ha resaltado Puig, quien ha destacado como «fundamental» esta reforma.

Eliminar la palabra discapacitado del artículo 49 de la Constitución

El jefe del Consell ha incidido en que los premios -a Marta Senent, a Paco Moya, a Ricardo Ten, deportista paralímpico, y a Noah Higón- evidencian la necesidad de modificar el artículo 49 de la Constitución para eliminar la palabra discapacitado de la Carta Magna.

Así, ha pedido la «adaptación inmediata» del artículo 49 de la Constitución, donde se habla de las políticas a favor de los «disminuidos», ya que «no hay disminuidos ni discapacitados».

Tras recordar que «las palabras no son inocentes» y en un tiempo en el que «el insulto se naturaliza», el president valenciano ha asegurado que, «en todo caso, hay sociedades discapacitadas para acoger la diversidad en todo su espectro».

«Ése es el cambio de chip pendiente» para que «la sociedad se convierta en facilitadora para que cualquier persona pueda desarrollarse en plenitud» y lograr la inclusión real del 10 por ciento de la población, entre ellos medio millón de valencianos y 4 millones de españoles.

En ese mismo sentido se ha mostrado Higón, activista y diagnosticada con siete enfermedades raras, que ha celebrado los valores de la Constitución, pero ha sostenido que debe responder a las demandas de este tiempo, » para lo que hace falta una reforma del artículo 49 para no olvidarse de las personas con diversidad funcional» y ha subrayado la importancia de la terminología.

Mejor acceso a la vivienda

Previamente, y tras la actuación de Blanca Paloma, la vicepresidenta, Aitana Mas, ha insistido en que Alicante es el lugar de la Comunitat con una mayor desigualdad de rentas y por eso ha sostenido que es «donde más esfuerzos hay que destinar para que esta tierra -en referencia a Alicante- sostenga la bandera de la igualdad».

Por ello, ha expuesto que hay que «corregir las desigualdades desde el origen» ante la subida de la inflación y de los tipos de interés.

Mas ha defendido un mejor acceso a la vivienda, la libertad promulgada en la Carta Magna y también la igualdad de oportunidades, y ha incidido en que es necesario que la Constitución se adapte «a este siglo y a esta generación», tras 44 años, sobre todo en perspectiva de género y también climática.