Puig recurrirá lo que sea lesivo para los valencianos en el decreto del Tajo

València (EFE).- El president del Gobierno valenciano, Ximo Puig, ha anunciado que ha encargado a la Abogacía de la Generalitat que haga un informe sobre el decreto del plan de cuenca del Tajo, y que «todo aquello que sea lesivo» para los intereses» de la Comunitat Valenciana se recurrirá.

Durante la sesión de control en Les Corts de este miércoles, el president ha señalado que en ese acuerdo hay cuestiones positivas, como las inversiones o el acuerdo de la comisión de seguimiento de las masas de agua.

Por ello, ha indicado que van a instar inmediatamente a que se constituya esa comisión bilateral para fiscalizar las inversiones en la cuenca del Segura, en la que ha anunciado que por parte de la Generalitat estarán presentes también los regantes.

Agua para siempre

Puig ha defendido que la «hoja de ruta» del Consell sobre el agua es «bien evidente», y consiste en que haya «agua para siempre» y que eso se consiga con «la menor crispación posible» y buscando acuerdos con otros territorios.

«Otra cosa es que en otros territorios en muchas ocasiones no se tenga esa sensibilidad», ha manifestado el president, quien ha insistido en que no quiere «guerras del agua», porque no traen agua, sino barro.

Puig ha hecho hincapié en que el trasvase Tajo-Segura es «irrenunciable», porque «tenemos derecho» y porque el Tajo «lo puede y lo debe permitir», para lo cual es necesario que la Comunidad de Madrid depure y bien, para lo que se ha destinado presupuesto.

Según ha dicho, «nadie tiene más interés de que el Tajo esté bien que los valenciano», y ha insistido en que el precio del agua desalada para los regantes tiene que ser «asequible» y por eso la Generalitat va a complementar las ayudas del Gobierno central destinadas a ese fin.