Raquel Sánchez y Ximo Puig dan la bienvenida al nuevo operador Iryo

València (EFE).- La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha dado este lunes la bienvenida al nuevo operador ferroviario iryo a su llegada a la estación Joaquín Sorolla de València tras un viaje de una hora y 40 minutos de viaje desde Madrid.

Con este viaje, cuatro días antes de iniciar sus operaciones comerciales el próximo 25 de noviembre, iryo se estrena en España y lo hace en la ciudad donde se encuentra su sede y desde la que partió la idea de este proyecto.

Air Nostrum es uno de los tres socios que conforman el capital de iryo, junto con Trenitalia y Globalvía, que acaba de incorporarse al proyecto.

Un día «grande»

Tanto la ministra como el presidente de iryo, Carlos Bertomeu, han coincidido en destacar que hoy es un día grande para los que forman la compañía, para los ciudadanos y para el sector ferroviario en general.

Sánchez ha recordado que España hizo hace más de 30 años una gran apuesta por la alta velocidad ferroviaria y por llevar así al país a la ansiada modernidad.

A su juicio, la alta velocidad ferroviaria ha cambiado la imagen de España y la que tenían los propios españoles de su país y, ahora «somos una potencia mundial» no sólo en kilómetros de vía que superarán los 4.000 con la inauguración de la línea a Murcia antes de que finalice este año, sino también en términos industriales.

«Nuestras empresas son pioneras y lideres mundiales», ha agregado.

España, el primer país europeo con tres compañías de alta velocidad

Con el inicio de las operaciones de iryo, España es el primer país de Europa donde tres compañías de primera línea prestan servicios de alta velocidad ferroviaria, ha apuntado.

La ministra ha subrayado que la competencia reduce los precios y hace que la alta velocidad pierda su carácter elitista y se democratice.

Puig ha hecho hincapié en que hace 163 años, casi en las mismas fechas, el 19 de noviembre, hubo la primera conexión ferroviaria entre Madrid y València.

La llegada de nuevos operadores no solo democratiza el sistema ferroviario, sino supone también un paso importante en el proceso de descarbonización, ha añadido.

Bertomeu ha señalado que el tren elegido por iryo, el Frecciarossa (flecha roja) italiano, es el más tecnológico y más rápido de los que ruedan en Europa.

La puesta en marcha de Iryio, la materialización de un sueño

Ha recordado que hace 28 años «se metió en esto del transporte» y la puesta en marcha de Iryo es la materialización de un sueño, junto a unos socios excelentes, de los que Trenitalia es el grupo más rentable de Europa y muy internacionalizado en explotación de trenes.

Por su parte, Globalvía, con una plantilla de 110.000 trabajadores, gestiona concesiones infraestructuras en once países y es mayor operador de autobuses y trenes en Reino Unido.

El consejero delegado de Globalvía, Javier Pérez Fortea, ha recordado que para su empresa este viaje empezó más tarde que para los otros dos socios.

El ejecutivo ha asegurado que es imposible hacer un producto mejor que el que ofrece iryo, por lo que ha augurado que el resto de compañías le tendrán que seguir el paso.