Ribó pide que los Presupuestos del Estado atiendan las reivindicaciones históricas de la ciudad de València

València (EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha exigido al Gobierno central que “mejore el trato para los valencianos y valencianas previsto en el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2023 y atiendan de una vez por todas las reivindicaciones históricas de la ciudad”.

Ribó pone como ejemplo la partida prevista para la Autoridad del Transporte Metropolitano de València con una cantidad de 38 millones de euros, la misma que en 2022.

“Esto es totalmente insuficiente e inasumible en una situación de emergencia climática e inflacionaria con los precios de la energía disparados. Además, se repite el agravio comparativo con otras grandes ciudades como los 127 millones de euros que recibirá Madrid, los 109 para Barcelona o los 47,5 millones de euros de Canarias”, ha resaltado.

Otro de los agravios, según el alcalde, es la inversión prevista para el Túnel Pasante de sólo 1,5 millones de euros para 2023, 3 millones para 2024, 4 millones para 2026 y 4,7 para 2026.

Baja ejecución presupuestaria

“De estas cifras sólo podemos entender que el Ministerio no tiene previsto empezar las obras antes de 2026, un planteamiento muy grave conociendo el riesgo de sobrecarga de la red ferroviaria del núcleo de València y la necesidad de convertir la estación terminal en pasante para dejar de ser un embudo”, ha reclamado el alcalde.

En cuanto a la ejecución, Joan Ribó ha criticado lo que «se repite año tras año la baja ejecución de las infraestructuras ferroviarias en València por parte de ADIF».

Dentro de la partida «Cercanías València», donde los presupuestos de 2022 habían previsto 125,4 millones de euros, a finales de año sólo tienen previsto ejecutar 42,3 millones de euros, un 33 por ciento del total. Esto se suma a la partida de “Cercanías y Movilidad Urbana” prevista para la provincia de València, donde las cuentas de 2022 destinaban 54 millones de euros de los que la ejecución prevista ahora es sólo de 8,3 millones de euros, un 19 ,6 por ciento del total.

En el apartado del Corredor Mediterráneo tampoco mejoran las cifras, según Ribó. Es el caso de la partida del trayecto Vandellòs-València donde el Gobierno central había previsto 34 millones de euros en los presupuestos de 2022, y ahora la previsión de ejecución es de 7,5 millones de euros, un 22 por ciento del total. También en la línea de alta velocidad Alicante-València en la que estaban presupuestados 45 millones de euros, ahora sólo se ejecutarán 19,8 millones, un 44 por ciento del total. Y por último, la partida de “Corredores TEN-T”, es decir, corredores de la red europea de mercancías, en los presupuestos de 2022 se destinan 153,5 millones de euros pero sólo tienen previsto ejecutar 43 millones, un 28 por cien del total.

Según el alcalde de València, “parece que siempre estamos a la cola en la ejecución de inversiones de infraestructuras y esto tiene consecuencias como los retrasos de las Cercanías que afectan a miles de valencianos y valencianas cada día y al retraso del Corredor Mediterráneo que afecta a la competitividad de nuestras sectores productivos”.

En la parte cultural, para el IVAM el Gobierno sólo tiene previsto destinar 400.000 euros frente a los 44,4 millones de euros del Reina Sofía, los 18,6 millones del Thyssen o los 2,2 millones del MNAC de Barcelona. Tampoco el Palau de les Arts sale bien parado porque sólo tiene prevista una partida de 1,5 millones de euros frente a los 12,2 del Teatro Real de Madrid, los 9,2 del Liceo de Barcelona o los 2,5 de la Maestranza de Sevilla. Además, en el Museo Sant Pius V, la segunda pinacoteca del Estado, se destinará sólo 100.000 euros y otros 100.000 para el Museo Nacional de Cerámica González Martí.

Para el alcalde Joan Ribó “hay mucho que mejorar en este proyecto de presupuestos en lo que se refiere a un trato justo hacia los valencianos y valencianas y espera que se puedan atender todas estas reivindicaciones durante la negociación parlamentaria».

También ha reclamado la necesidad de crear una comisión para el seguimiento de la ejecución de las inversiones en las infraestructuras ferroviarias en València.