‘Shock’ en el pueblo español más británico, San Fulgencio (Alicante)

Alicante, 8 sep (EFE).- El pueblo español con mayor porcentaje de británicos empadronados, San Fulgencio (Alicante), se encuentra en ‘shock’ por la muerte de Isabel II y ya prepara actos de condolencia y homenaje en memoria de la Reina, el primero de ellos dos minutos de silencio mañana a las puertas del ayuntamiento.

Situado a unos diez kilómetros de la costa entre Torrevieja y Guardamar del Segura, al sur de la Comunitat Valenciana, en San Fulgencio viven más británicos que personas nacidas en España, unos 3.000 (el 40 por ciento) por 2.800 dentro de un censo de unos 8.000 habitantes, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La gran mayoría de los ‘british’ son personas jubiladas que residen en viviendas unifamiliares de la urbanización La Marina, una de las más pobladas del sureste peninsular, y el enorme peso de esta situación demográfica se refleja en que es el único pueblo español con dos concejales del Reino Unido en el mismo equipo de gobierno: la concejal de Fiestas y Asuntos Sociales, Samantha Hull, de 52 años y originaria de Birmingham, y el de Relaciones Internacionales y Turismo, Darren Parmenter, londinense de 61.

En declaraciones a EFE, Parmenter ha afirmado que se siente «destrozado» y ha admitido que ha «llorando con amigos españoles aunque era una noticia que ya estábamos esperando durante todo el día».

«He visto muchos los comentarios de mis compatriotas británicos de San Fulgencio en las redes sociales y hay mucha tristeza» ya que, según Parmenter, «muchos confiesan que no son seguidores de la monarquía pero que sí están muy tristes y sienten mucho respeto por Isabel II porque es una figura que está por encima de la institución, tras 70 años de servicio al país».

Isabel II es para la mayoría de los británicos que han elegido las costas mediterráneas para vivir «la única Reina que han conocido en sus vidas», ha hecho hincapié el concejal británico de San Fulgencio, con quien coincide su compañera concejal, Samantha Hull.

Hull ha ido más allá en su demostración de pena al afirmar a EFE que la colonia británica se encuentra «absolutamente devastada» por la noticia, pese a que eran conscientes de que Isabel II «ha estado muy débil en los últimos meses».

Los dos minutos de silencio han sido acordados tras una reunión de los concejales del equipo de gobierno con el alcalde, el socialista José Sempere, sin que se descarten más actos de respeto por la monarca. EFE

ams