Una «app» terapéutica alivia con sonidos el dolor menstrual

València (EFE).- Aliviar con sonidos de frecuencias diferentes el dolor menstrual y ofrecer «una solución integral y libre de efectos secundarios» para que las mujeres puedan «relajarse o ser productivas» durante su ciclo es el objetivo que persigue Moonai, que ha creado con este fin una aplicación para móviles.

«Moonai nace de una frustración», asegura en una entrevista con EFE su fundadora, Laura-June Clarke, que detalla que la idea se le ocurrió cuando a una compañera «le bajó la regla durante un ‘hackathon'» (un encuentro de programadores) y ante la percepción de que «ante un reto así, no puedes descansar» aunque tu cuerpo sufra cambios o dolores.

«Estamos en 2022 y, aunque nos pasa cada mes, la sociedad sigue funcionando y nosotras tenemos que seguir como si nada, como si no doliera o supusiera un cambio emocional», lamenta Clarke, que, a raíz de ello, empezó a investigar «si existía una forma de incidir sobre el dolor de una manera no química».

Laura-June Clarke, fundadora de Moonai, detalla que la idea se le ocurrió cuando a una compañera «le bajó la regla durante un ‘hackathon’.EFE/ Marta Pérez

Con este fin, Moonai, que fue creada en València y ahora tiene su sede en Barcelona, recibió un préstamo de 95.000 euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por los fondos europeos Next Generation EU y gestionado por Enisa, la empresa pública de innovación y competitividad empresarial.

Con esta cantidad trabajan en mejorar la aplicación móvil, que conciben como «un instrumento terapéutico para aliviar dolores menstruales, pero también la incomodidad emocional relacionada».

Salud y bienestar

«Nuestro enfoque no está solo en la salud menstrual, sino en la salud y el bienestar global de la mujer», defiende la fundadora de Moonai, que destaca su carácter «libre de efectos secundarios».

Además, se trata de una solución «personalizada», porque «cada una de nosotras va a estar diferente durante su ciclo», y de hecho desde Moonai encuestaron a muchas mujeres, que lo que tenían en común es que «utilizaban la música para otras cosas, pero no para aliviar el dolor que provoca la regla».

Pero Laura-June Clarke está «obsesionada» con la música: «De pequeña me diagnosticaron trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y descubrí que la música me ayudaba a calmarme, me ayudaba con mi emoción y mi concentración».

Por eso, estudió durante diez años «el efecto de la música sobre el cerebro» junto con médicos y neurocientíficos, a los que ahora ha convertido en «mentores» de Moonai.

«Con la validación de la base científica, empezamos a crear un prototipo y en tres o cuatro meses acumulamos 10.000 descargas en una aplicación que todavía estaba en fase de pruebas y era superbásica», relata.

Con la financiación de Enisa, ahora cuentan con un equipo de ocho personas, han mejorado la «app» y han incorporado incluso a un director de arte para hacer la parte visual y sonora más atractiva.

Personalización y frecuencia sonora

Ingenieros sonoros, médicos y neurocientíficos han colaborado en la redacción de un cuestionario inicial, en el que la nueva usuaria debe contestar a preguntas sobre su nivel de dolor menstrual, su estado emocional y sobre si su objetivo es «descansar o ser productiva».

Con ello, se personaliza la música que escucha la usuaria, que se mantiene por un periodo mínimo inicial de cinco minutos «porque a partir de los cinco primeros minutos es cuando el sonido empieza a hacer efecto sobre el cerebro».

«Luego puedes elegir si lo mantienes durante una hora, dos horas o toda la noche», detalla Clarke, y asegura que, con el uso que hacen las mujeres de la aplicación, «siguen descubriendo cosas».

En este sentido, recuerda que «la musicoterapia no es algo nuevo, sino que lleva utilizándose veinte o treinta años», pero «lo que es nuevo es personalizar su uso».

Sobre las características del sonido que hacen que el dolor disminuya su intensidad, se muestra reservada porque «ese es el secreto de Moonai», pero revela que «lo que permite generar los efectos de relajación o concentración es la diferencia de frecuencias»: «Trabajamos con dos frecuencias, que hemos llamado descanso productivo y descanso para dormir».

Lo que la usuaria percibe, en realidad, es música «relajante, tipo ‘ambiance’ o ‘spa'», pero no solo eso, porque los artistas que trabajan con Moonai tienen libertad creativa «para poner su mundo artístico dentro de los sonidos» que producen.

Ayuda psicológica

Laura-June Clarke explica que «de momento», Moonai está enfocada en el alivio del dolor menstrual porque «no hay herramientas para eso» y «no solo es un tipo de dolor físico, sino psicológico».

«Pero también tenemos usuarias que usan Moonai para otro tipo de dolores o de ansiedad», explica Clarke, que añade que «incluso hay una usuaria que lo usa porque está embarazada y le ayuda con contracciones, y otra que lo usa cuando da el pecho».

Para la empresaria «se necesita evolucionar más en materia de salud menstrual»: «Queremos iniciar una conversación sobre el hecho de que las mujeres tenemos que tener los mismos derechos que los hombres, pero también sobre el hecho de que tenemos distintas necesidades».

«Pero yo estoy más implicada en tomar acción», destaca Clarke, que señala que se han dado cambios, «algunos a mejor y otros a peor», pero todavía son necesarios muchos avances y comprender «el cambio en la vida de una mujer que supone el ciclo y el dolor menstrual».