Una policía local víctima de malos tratos: Reaccioné cuando me vi muerta

València (EFE).- María Ángeles Mayor Pallardó, policía local de València desde hace 34 años, sufrió malos tratos por parte de su pareja durante cuatro años, una situación a la que dijo «hasta aquí» cuando se vio «muerta», y en su trabajo en el grupo GAMA de ese cuerpo, que atiende los casos de violencia machista, quiere que su experiencia «sirva para algo» y enviar el mensaje de que «yo he podido salir».

“Llegar a aceptar que eres víctima de violencia de género es muy difícil” cuenta María Ángeles, que también recuerda cómo “me daba miedo trabajar en GAMA porque con cada caso revivía también mi historia pero también quiero tender la mano, ofrecer mi experiencia para que sirva de algo”, ha añadido

Asegura que salir no fue fácil. “Pensaba mucho en el disgusto que les daría a mis padres, en el qué van a decir” señala María Ángeles, que explica que reaccionó cuando “me vi muerta, ahí es cuando dije, ya, hasta aquí” pero antes convivió mucho tiempo con su maltratador, al que denunció, han informado fuentes de la Policía Local.

«Llegas a ver normal que te menosprecien»

“Llegas a ver normal las peleas durante todo el día, que te menosprecien continuamente, que te pregunten por qué sales, dame tu móvil, todo eso se va normalizando, no se es consciente, te hunden completamente, eres una marioneta” reflexiona María Ángeles, que ingresó hace 36 años en la Policía Local de València.

El agresor «ha hecho un trabajo muy a su favor en el que lo ha normalizado todo pero se debe saber que estás en este trance, que estás siendo víctima de un maltrato, no hay que normalizarlo”, prosigue María Ángeles sobre la relación con su expareja.

“No me arrepiento. Las personas que sufren de verdad son las que menos denuncian porque tienen miedo de verdad. Hay algo muy importante que todavía recuerdo que me dijeron: El paso atrás que doy yo, es un paso adelante que da él” ha añadido esta policía local de València.

El grupo GAMA de la Policía Local de València atiende los casos de violencia de género y protege a 678 mujeres en la capital valenciana de sus agresores.