Vuelven a Ucrania los menores que pasaron la Navidad con familias de Valencia

València (EFE).- Los 53 niños y niñas que llegaron a Valencia hace un mes desde Ucrania para pasar las Navidades con sus familias de acogida han partido este domingo en autobús hacia su país, según ha informado la ong Juntos por la Vida.

Vuelven contentos por la buena experiencia y cariño que han recibido, pero preocupados por la situación que les espera en su país en guerra, según la organización.

Entre el grupo de menores están las hermanas Nastia y Alona, que se marchan contentas porque en Valencia no hace frío ni hay guerra y porque verán a sus padres, y la primera asegura que ahora no le da miedo la situación de su país.

Su madre de acogida, Rosa, ha señalado que las niñas están preocupadas por sus padres por los últimos bombardeos, y espera que puedan regresar en verano a Valencia para verlas de nuevo.

Verónika se ha sentido feliz por el cariño recibido y ha conocido las Navidades en España, y aunque tiene ganas de ver de nuevo a sus padres, regresa triste por la situación complicada que vive su país. «Allí la situación es muy dura y aquí está muy bien», ha comentado.

Su padre de acogida, Francisco, dice que Verónica es una más de la familia y ha estado muy integrada, pero se quedan tristes y preocupados no solo porque se va sino por dónde va a volver.

Sonia está encantada con la experiencia que repite como madre de acogida y porque la niña que ha estado en su familia ha tenido un tiempo de paz, pero su marcha deja «un vacío»; Cristin afirma que Artem es uno más de la familia y manifiesta la sensación «agridulce» que deja la marcha con la esperanza de volver a acogerlo en verano.

Juntos por la Vida

Larisa Kulik, directora del programa de acogida de Juntos por la Vida, viaja con los menores hacia Ucrania. «Los niños son niños, y tienen ganas de volver para ver a sus familias y amigos y contarles todas sus experiencias. Además regresan a una situación igual que había antes de venir, donde no hay luz , aunque en Ucrania se están mejorando algunas cosas con mas generadores, pero lo más preocupante son los bombardeos», ha comentado.

Las familias de acogida han despedido con abrazos y lágrimas a los 53 niños, que llegarán a sus pueblos, aldeas y ciudades tras tres días de viaje.