El artista británico Robbie Williams, durante su actuación en el Gozo festival, en la que también intervinieron Hombres G e Iván Ferreiro, esta noche en el Gozo Festival, en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr

Robbie Williams derrocha energía y buen humor en su primera visita a Galicia

Santiago de Compostela, 8 jul (EFE).- El cantante británico Robbie Williams ha derrochado carisma, energía y buen humor en Santiago de Compostela ante casi 30.000 personas en el Gozo Festival, evento musical que en su primera edición ha contado también en la noche de este sábado con las actuaciones de Iván Ferreiro, Hombres G y Martin Garrix.

El grupo "Hombes G", durante su actuación en el Gozo festival, en la que también intervienen el artista británico Robbie Williams e Iván Ferreiro, este sábado en el Gozo Festival, en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr

El Monte do Gozo ha sido en esta ocasión el escenario de un festival que busca programar en Galicia grandes artistas internacionales con enorme repercusión junto a nombres de referencia en diferentes estilos musicales en distintos lugares de la Comunidad, aupado por “el efecto Xacobeo”.

El cantante Iván Ferreiro durante su actuación este sábado en el Gozo Festival que se celebra en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr.

Era de esperar entonces que este evento levantara el telón con uno de los artistas del pop más importantes de las últimas décadas, el músico británico Robbie Williams, que ha recalado en la capital gallega por primera vez tras su paso el pasado jueves por Madrid en el marco del Festival Mad Cool.

El ex componente de la banda “Take that” llega con su gira “XXV”, con la que celebra sus 25 años de grandes éxitos como solista. Su energía, su carisma y su humor han marcado gran parte del concierto, que ha comenzado con el tema “Let me entertain you”, de su disco “Life thru a lens”.

Vestido completamente de dorado, con el pelo canoso, de punta, el músico se ha metido rápidamente al público en el bolsillo. Se ha acercado a la gente durante el espectáculo y ha entablado casi una conversación con los asistentes, un repaso musical a toda su trayectoria en la que también ha hecho mención a sus vivencias personales con las drogas y el sexo.

“¿Podemos ser amigos Santiago? Dejadme entreteneros. La regla número uno es amar al público”, ha declarado Williams.

Con el micro levantado, el británico ha hecho referencias continuas a su atractivo físico y en concreto a su trasero, consciente de que está considerado todo un ‘sex symbol’: “Soy el puto Robbie Williams y este es mi culo”, ha vociferado.

En todo su show ha estado acompañado de un cuerpo de baile y de músicos que también lo han dado todo con temas como “Monsoon”, “Candy” o “The Flood”.

El artista ha querido además llevar a su público “de nuevo a los 90” con el vídeo “Do what you like” de Take that -parodia incluida- y una versión de “Don’t look back in anger” de Oasis.

“Feel”, “No Regrets”, “Rock DJ” o “Angels”, han puesto la guinda al pastel hacia el final de un concierto cargado de sentimiento, ironía y gamberrismo.

Sin embargo, Williams no ha sido el único en actuar en el Monte do Gozo. A primera hora de la tarde el encargado de abrir el festival, en torno a las 19:00 horas, fue el cantante vigués Iván Ferreiro, que interpretó algunos de sus grandes éxitos ante un público que coreaba la mayoría de los estribillos de los temas.

El excomponente de Los Piratas hizo alarde de su último disco, “Trinchera pop”, que lanzó en marzo de este año tras seis años sin sacar álbum.

Con una copa de vino en mano, Ferreiro comenzó cantando “Canciones para no escapar”, a la que siguieron otro puñado de temas, que como él mismo dijo “son canciones bonitas”, porque “ya habrá tiempo para bailar”.

El cantante estuvo acompañado por su banda habitual, formada por Ricky Falkner (Love of Lesbian, Egon Soda), Xabi Molero, Pablo Novoa (Golpes Bajos, La Banda de Leit Motiv), Emilio Saiz, Marta Toro y Amaro Ferreiro.

Temas como “El equilibrio” o “Años 80” fueron coreados por el público ante un día nublado, que amenazaba con lluvia, sin que al final cayera gota.

Tras Ferreiro, apareció en el escenario la banda Hombres G, con un show festivo y frenético cargado de sus éxitos musicales.

“Vamos a pasarlo de puta madre”, ha exclamado su líder y vocalista David Summers, antes de arrancar con el himno de los 90 “Voy a pasármelo bien”.

La mítica banda cumple 40 años en los escenarios, lo cual no quita que sus componentes hayan mostrado una gran vitalidad con cada uno de los temas míticos del pop rock español, tales como “Marta”, “Lo noto”, “Hoy no te escaparás” o “Bar”.

Especialmente memorable ha sido la balada “Te quiero”, que el grupo ha interpretado en todos sus conciertos hasta la fecha y que el público ha cantado a viva voz.

La banda se ha dado un baño de masas hacia el final del espectáculo, especialmente con el tema “Temblando”, en el que Summers ha hecho buena muestra de sus dotes vocales y con las canciones “Venecia” y la archiconocida “Devuélveme a mi chica”.

El festival lo ha cerrado el DJ neerlandés Martin Garrix, que ha puesto la nota electrónica en una noche que para muchos gallegos quedará para el recuerdo.

José Carlos Rodríguez